Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

COCHES COMPRADOS ENTRE 2006-2013

La OCU lanza una aplicación para saber si eres uno de los afectados por el cártel de los concesionarios

Las compensaciones pueden llegar a ser de 9.000 euros en el caso de los modelos más caros.

Publicidad

Corría el año 2015 cuando la Comisión Nacional de Mercados y Competencia denunció que determinados concesionarios habían llegado a un acuerdo para incrementar el precio de los vehículos nuevos que en estos establecimientos se vendían. Ahora que la Justicia ha dado la razón a la CNMC, miles de conductores tienen la oportunidad de reclamar una indemnización. Con el objetivo de echarles una mano, la OCU lanza una aplicación para saber si eres uno de los afectados.

Vamos con los hechos. Entre 2015 y 2016, la CNMC multó a 21 fabricantes, 130 concesionarios y dos consultoras por prácticas anticompetitivas ya que se demostró que habían acordado subir los precios de los coches. Una práctica completamente ilegal que involucraba a BMW, Citroën, Chevrolet, Chrysler, Fiat, Ford, General Motors, Honda, Hyundai, Kia, Mazda, Mercedes Benz, Mitsubishi, Nissan, Peugeot, Porsche, Renault, Seat, Toyota, VW Audi o Volvo.

Concesionario de coches
Concesionario de coches | Freepik

Semanas atrás, el Tribunal Supremo dio el visto bueno a la acciones de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia. Un movimiento que da la posibilidad a los conductores de llevar a cabo una reclamación para obtener una indemnización que mitigue esa subida artificial de los precios: se habla de cifras que pueden llegar a los 9.000 euros en el caso de los modelos más caros y de millones de consumidores afectados, que adquirieron un vehículo entre febrero de 2006 y agosto de 2013.

¿A quién le corresponde?

A la hora de reclamar hay, por ahora, dos vías: unirse a una asociación (como, por ejemplo, la Agrupación de Afectados por el Cártel de Coches) hacerlo de manera individual acudiendo a una Oficina de Consumo, donde te informarán de los trámites y los documentos que son necesarios. A esto hay que sumar la calculadora que ha lanzado la OCU (que también emprenderá acciones judiciales) para determinar quiénes son los afectados.

Disponible en su página web, lo único que tenemos que hacer es rellenar el formulario con la siguiente información: marca del coche, fecha de compra y el concesionario en el que se adquirió. Con estos datos bastará para saber si formamos parte del grupo de afectados. Según la Organización de Consumidores y Usuarios, es posible recuperar entre un 10 y un 15% del valor desembolsado en su momento: estaríamos hablando de una horquilla que iría desde los 2.000 a los 9.000 euros.

Aquellos que decidan seguir adelante, tendrán que contar con la factura de compra o con los justificantes de pago si, en su momento, se optó por un contrato de renting o leasing. A esto hay que añadir la ficha técnica y, si es el caso, los recibos de las reparaciones que hayan llevado a cabo en ese período de tiempo.

Publicidad