El Skoda Octavia actual vio la luz a finales de 2012, hace ya casi 7 años, y tras cumplir su ciclo de vida comercial con un restyling de por medio, es momento de que reciba un relevo generacional. En pocos días, el próximo 11 de noviembre, la marca ha anunciado que tendrá lugar la presentación de la cuarta generación de su modelo estrella, poniendo el broche de oro así a un año en el que se ha celebrado el 60 aniversario del primer Octavia.

Para ir abriendo boca hasta la fecha que nos emplaza, Skoda también ha mostrado un par de bocetos en los que se puede apreciar una caída de techo que se alarga hacia atrás fusionándose casi con el tercer volumen para dar un aspecto más coupé, y una línea lateral marcada por un fuerte nervio que dará cierto carácter al coche.

Boceto Skoda Octavia | Skoda

Sus rasgos serán similares a los del resto de modelos de la gama, con un frontal que sigue el estilo marcado por el Scala, pero con unos faros más afilados. La trasera será donde más cambie el Octavia respecto a las generaciones anteriores, con unos pilotos estrechos integrados de manera horizontal en lugar de los clásicos verticales.

El nuevo Octavia irá asentado sobre la plataforma MQB, la misma que usarán también los nuevos Volkswagen Golf, SEAT León y Audi A3; y contará con una gama de motores gasolina y diésel, que se espera incorpore tecnología microhíbrida, además de con una versión híbrida enchufable como gran novedad. La berlina checa en esta generación crecerá ligeramente en tamaño, ganando habitabilidad, y se seguirá ofreciendo tanto con carrocería convencional de cinco puertas como con carrocería familiar Combi.