Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Generará una gran cantidad de energía verde

El nuevo proyecto de la Generalitat con el que se dará una segunda vida ecológica a los peajes

La Generalitat de Cataluña tiene entre manos un nuevo proyecto que pasa por convertir viejos puestos de peajes en placas solares para abastecer su red de carreteras.

Publicidad

El ecologismo, la lucha contra el cambio climático y el fin de la contaminación están a la orden del día. Pero afrontar esta nueva etapa no pasa solo por crear vehículos más comprometidos con el cuidado del medioambiente, sino también un contexto adecuado y propicio. Así lo demuestra Cataluña con su nuevo y ambicioso proyecto: convertir viejas marquesinas de peajes en generadores de energía por medio de placas solares.

Y es que después de que durante el pasado mes de septiembre algunas carreteras de Cataluña pasasen a ser gratuitas, numerosos pórticos de peaje quedaron inhabilitados. Sin embargo, la Generalitat ha encontrado una forma de darles una segunda vida y así poder abastecer de manera ecológica su red de carreteras.

Concretamente, se instalarán estos paneles solares en los espacios libres de las cuatro áreas de peaje de la C-32 norte y la C-33 para cumplir con su nuevo cometido: generar energía verde. Tal y como afirma Jordi Puigneró, vicepresidente de la Generalitat, “estas placas solares producirán hasta 20.000 MWh de energía al año, energía necesaria para mantener todo el consumo energético de las carreteras catalanas.”

Estos paneles ocuparán un espacio total de 11 hectáreas, y estudiarán la opción de dedicar un posible excedente de energía a la instalación de puntos de carga para coches eléctricos. Además, desde la Generalitat se estima que el proyecto podrá generar un ahorro de 5.000 toneladas de CO2 al año, o lo que es lo mismo, sacar 2.800 vehículos diarios de los accesos a Barcelona.

De momento, esta segunda vida que se le pretende dar a los peajes tendrá que redactarse a lo largo del año que viene, por lo que su instalación está prevista para el año 2023. De esta forma, se busca ofrecer otro tipo de ecologismo que no pase necesariamente por la rápida y contundente erradicación de los coches de combustión.

Publicidad