Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Y podría llegar a más países

El nuevo movimiento de Reino Unido para fomentar la compra y aplicación del coche eléctrico

Reino Unido mueve ficha hacia ese futuro más sostenible incluyendo puntos de carga para el coche eléctrico en edificios de nueva construcción.

Publicidad

El coche eléctrico es una realidad que se abre paso poco a poco, pero que requiere del apoyo gubernamental por muy instaurado que este su uso en según que países. Reino Unido, buscando dar un paso más hacia la movilidad sostenible, ha querido instaurar una nueva medida que animará a sus habitantes adquirir un vehículo eléctrico: los edificios de nueva construcción incluirán puntos de carga en el garaje, pero vamos a conocer todos los detalles.

Así lo ha anunciado el Primer Ministro Boris Johnson, quien pretende ofrecer a sus ciudadanos la posibilidad de cargar sin preocupaciones su coche eléctrico en un edificio nuevo. Y es que, teniendo en cuenta que será en el año 2030 cuando se prohiba la venta de coches de combustión en Reino Unido, el Gobierno ha decidido apretar el acelerador para un asentamiento rápido y seguro de esta ya no tan nueva movilidad.

Otro aspecto interesante de la propuesta es que, además de ofrecer edificios de nueva construcción con cargadores para coches eléctricos, las edificaciones antiguas, tales como hogares, centros comerciales u oficinas, padecerán una remodelación para que cuenten, al menos, con 10 plazas de aparcamiento con puntos de carga.

Pero los planes del Primer Ministro en cuanto a electromovilidad no terminan aquí. Y es que el propio Johnson ha anunciado la instalación de 145.000 puntos de carga anuales hasta el año 2030, a los que debemos sumarle los que presentarán los edificios de nueva construcción en sus respectivos garajes.

De ser esto así, estaríamos hablando de un contexto perfectamente válido en Reino Unido para poner punto y final a los vehículos de combustión en la fecha prevista, 2030. Y es que este escenario supondría una facilidad de repostaje a la par que ir hoy en día a la gasolinera a abastecer a nuestro coche.

Además, para velar por la seguridad y viabilidad de esta extensa red de cargadores que plantea Reino Unido, se aplicará un sistema que los programará para que se apaguen durante nueve horas diarias. Es decir, entre las 8:00 y las 11:00 de la mañana y las 16:00 y 22:00 de la tarde, estos permanecerán apagados. Aunque eso sí, estos horarios no se aplicarán en los cargadores públicos ni en los estén en carreteras.

Publicidad