El sistema de predicción de baches se estrena en la cuarta generación del modelo

El sistema de predicción de baches se estrena en la cuarta generación del modelo

El nuevo Ford Focus tiene una solución casi ideal para los odiosos baches

Posiblemente uno de los males más molestos y habituales a la hora de conducir. Los baches plagan nuestras carreteras, autovías y autopistas haciendo no sólo nuestro viaje más incómodo, sino también reduciendo la vida útil de nuestro vehículos.

Ford Focus
Ford Focus | CC

El nuevo Ford Focus ha llegado marcado no sólo por una estética aún más estilizada, sino también por un equipamiento tecnológico que pretende hacernos la vida un poco más sencilla. Entre alguna de las novedades que nos podemos encontrar entre su particular arsenal, la cuarta generación de este veinteañero de la firma del ovalo estrena un nuevo sistema que pretende contraatacar a uno de los grandes males del transporte por carretera en el Siglo XXI: la temida plaga de los baches.

Hace tiempo que la firma del ovalo viene anunciando el estudio de nuevas tecnologías para tratar de contrarrestar este gran problema para conductores y mecánicas. Además de anunciar la creación de un ‘mapa de baches’ europeo, la firma estadounidense ha decidido equipar al nuevo Ford Focus con tecnología de detección de baches con el objetivo de no sólo hacernos más llevadera la conducción a nosotros, sino también con el objetivo de alargar la vida útil de los elementos mecánicos y de los neumáticos que se ven seriamente afectados por esta pandemia del asfalto que se ha visto además agravada durante este año por la presencia de las masas de aire frío provenientes del Ártico que han contribuido al mayor deterioro de las carreteras en los últimos meses.

Puesto a punto dicho sistema en la pista de test que la compañía tiene en Bélgica, posiblemente una de las más tortuosas del mundo y destinada especialmente a dicho menester, la detección de baches es una tecnología opcional de Amortiguación Contralada Continua, la cual se encarga de revisar cada dos milisegundos elementos como la suspensión, el chasis, los frenos y la dirección para así detectar en qué momento estamos pasando por un bache.

Ford Focus | CC

En el momento en el que la rueda cae debido a este defecto de la carretera, el sistema modifica la respuesta de la suspensión y evita que esta haga tanto recorrido. Como resultado, la rueda no se hunde tanto en la primera fase del bache y por tanto no golpea el borde interior del bache a su salida. Esto se hace especialmente efectivo en la suspensión del eje trasero, la cual puede reaccionar incluso de mejor forma que la delantera al recibir la señal de que la parte anterior ha superado un bache.

“Nuestros ingenieros siempre están buscando las carreteras más agrestes para probar nuestra suspensión al límite, pero nos damos cuenta de cada vez más, son este tipo de carreteras las que nos encuentran a nosotros. Los baches son un problema que no desaparecerá pronto, pero con nuestra tecnología avanzada de suspensión para el nuevo Focus, hemos sido capaces de reducir su impacto.”

Iván Fernández | Madrid | 30/06/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.