Las multas de tráfico que recibimos los conductores no son, por si mismas, un documento que podamos calificar de "agradable": la notificación de una denuncia debido a una infracción es una de esas cartas que nadie quiere recibir. Sin embargo, la DGT aspira a que, a partir de ahora, recibir una multa de tráfico sea menos 'traumático': ¿cómo quieren conseguirlo?

Según la DGT, el modelo de notificación de denuncia actual está basado en el que comenzó a utilizarse en el año 1988, por lo que se trata, claramente, de un modelo ya desfasado, con un aspecto visual muy anticuado y un lenguaje demasiado farragoso para muchos conductores, de ahí que la DGT haya diseñado un nuevo boletín de denuncia mucho más fácil de comprender y visualizar para todos los conductores. VER VÍDEO.