La gama del Skoda Superb se renueva en estos días con la introducción de nuevas versiones adaptadas a las normativas y ciclos de homologación más exigentes obligatorios en el viejo continente. Si hace unas semanas se lanzaban los diésel, ahora es el turno para las variantes de gasolina.

Tras cesar la venta de los 1.4 TSI en versiones con 125 y 150 CV, el nuevo escalón de acceso en gasolina es el 1.5 TSI EVO con 150 CV que podrá pedirse con cambio manual de seis velocidades o bien con la transmisión de doble embrague DSG con siete relaciones que tiene un rápido funcionamiento.

Skoda Superb interior | Agencia

Como tope de familia está el 2.0 TSI con 272 CV que sorprende con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h. Esta versión solo se comercializa con una transmisión de doble embrague con siete velocidades y en combinación con el sistema de tracción total.

Todos los Skoda Superb comercializados en España incluyen aire acondicionado, múltiples airbags, control de velocidad, ordenador de viaje, cuatro elevalunas eléctricos, sistema multimedia con pantalla táctil, llantas de aleación, luces diurnas, freno de mano eléctrico, espejos térmicos, etc.