La digitalización es ya una parte fundamental de nuestro día a día. La DGT lo sabe, y por eso abrió, hace ya meses, su Sede Electrónica desde la que se pueden realizar diferentes gestiones relativas a nuestros vehículos, así como gestionar nuestros datos personales, solicitar citas previas presenciales o, incluso, abonar sanciones en caso de tener alguna multa pendiente de pagar.

Sin embargo, y como ya todos sabemos, el dicho "hecha la ley, hecha la trampa" se puede aplicar también a este tipo de servicios. Y es que los malhechores han visto en internet un filón a la hora de conseguir ingresos ilícitos. La Dirección General de Tráfico nos ha alertado en varias ocasiones de la circulación de presuntas estafas, una historia que vuelve a repetirse estos días.

 

Te puede interesar: La notificación errónea enviada por la DGT que ha provocado miles de sustos

En la actualidad contamos con numerosas herramientas que hacen nuestro día a día más sencillo: gracias por ejemplo a las conexiones a internet de alta velocidad y a la capacidad de nuestros smartphones, podemos disfrutar de todo tipo de información en tiempo real sin que ello nos suponga un gran esfuerzo. Las administraciones son conscientes de ello, de ahí quecada vez apuesten por una mayor proporción de contenidos electrónicos cuando se trata de gestiones y notificaciones.

Las notificaciones electrónicas no son un hecho nuevo para la Dirección General de Tráfico: el panel de notificaciones electrónicas existe desde hace varios años, aunque en los últimos años su uso se ha complementado con la llegada de nuevas funcionalidades como la Sede Electrónica de la DGT o la aplicación para smartphones miDGT que permite a los conductores consultar diferentes datos tanto de sus permisos de conducción como de sus vehículos.