El exceso de velocidad es uno de los principales problemas al que nos enfrentamos como conductores. Todos los días cientos de conductores deciden pisar el acelerador más de la cuenta, y desgraciadamente en ocasiones las consecuencias son demasiado negativas. Por eso, la DGT lleva mucho tiempo luchando intensamente contra el exceso de velocidad con multas cada vez más duras y cuantiosas.

Para luchar contra el exceso de velocidad, en Estonia están planteando una serie de actuaciones especiales que pretenden cambiar la percepción de los infractores, que en algunas carreteras de las afueras de Tallin están recibiendo un tipo de sanción muy peculiar que, si bien no afecta al bolsillo directamente, sí hace que más de uno empiece a pensar de otra manera. Se trata de las 'multas temporales' o 'multas de tiempo', que se aplican en casos de exceso de velocidad leves o medios. VER VÍDEO.