¿CONOCÍAS ESTA ACTUALIZACIÓN?

La multa que desapareció hace un tiempo y pocos conductores saben

Los tiempos cambian, y las multas de tráfico también: ¿sabías que algunas sanciones han desaparecido hace tiempo?

Publicidad

El tiempo pasa para todos, y debemos ir evolucionando para adaptarnos a nuestro entorno. Esta evolución es evidente en escenarios como el de la industria del automóvil: un coche de hace 30 años poco tiene que ver con un coche nuevo de los que podemos comprar actualmente en un concesionario. La movilidad personal también ha cambiado: hace décadas casi nadie utilizaba una bicicleta en ciudad, ni mucho menos un patinete eléctrico, de forma que el vehículo privado era el dueño y rey de las ciudades.

En la actualidad todo esto ha cambiado, de forma que las ciudades son cada vez más "respetuosas" con el peatón y con las alternativas a la movilidad personal. Y si la movilidad ha cambiado, también lo ha hecho el marco normativo que soporta esa movilidad, que la regula y la controla. Las diferentes Leyes de Tráfico han ido evolucionando con el paso del tiempo, adaptándose a los cambios sociales y a lo cambios tecnológicos, de forma que también se han modificado algunas sanciones o multas.

La multa que ya ha desaparecido

Efectivamente, de la misma manera que existen multas que hasta hace unos años ni siquiera se planteaban como por ejemplo todas las que tienen que ver con el teléfono móvil o el uso de pantallas táctiles, la realidad es que también hay multas que, sencillamente, han desaparecido de la normativa por la sencilla razón de que ya no resultan relevantes ni importantes. Una de esas multas es la que hacía referencia la obligatoriedad de portar un juego de bombillas de recambio en el interior del coche, que desde hace un tiempo ya no está vigente.

Hasta hace un tiempo era obligatorio llevar luces de repuesto en el coche para poder solucionar un problema de iluminación en un momento puntual, una obligatoriedad que ya no tiene sentido si tenemos en cuenta que la inmensa mayoría de vehículos actuales cuentan con sistemas de iluminación basados en tecnología LED, una tecnología mucho más compleja y menos accesible para el conductor, hasta el punto de que no es posible sustituir módulos LED de manera independiente y, ni mucho menos, sencilla.

La multa por circular con una luz fundida puede alcanzar los 200€ e, incluso, puede acarrear también la inmovilización del vehículo si, por ejemplo, circulamos con ambas bombillas de cruce o ambas bombillas de posición estropeadas. De cualquier manera, si tu coche cuenta con tecnología halógena para la iluminación, ya sea trasera o delantera, desde Centímetros Cúbicos te recomendamos que cuentes con algunas bombillas de repuesto en el maletero.

También te puede interesar: No, la DGT no va a multarte por dormir en la calle: ¿por qué?

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad