Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El pony car de Ford ha cumplido en abril su 54º cumpleaños

No, no es un montaje: Chevrolet felicita (a su manera) al Ford Mustang

El Chevrolet Camaro y el Ford Mustang es una de las mayores rivalidades en el mundo del automovilismo que se remonta a los años 60. Y aunque son archienemigos, Chevrolet ha felicitado al Ford Mustang en su 54º aniversario.

54 Aniversario Ford Mustang

Youtube 54 Aniversario Ford Mustang

Publicidad

Hay rivalidades en el mundo del automóvil que han dado lugar a modelos, marcas, que no se podrían entender sin su antítesis. Es el caso, por ejemplo, de BMW y Mercedes-Benz, de Ferrari y Lamborghini o del Mustang y el Camaro. Estos dos últimos quizá no serían lo que hoy son si no existiera el otro; el Mustang no sería lo mismo sin el Camaro, y el Camaro probablemente ni siquiera existiría si no hubiera visto la luz el pony car de Ford.

El Mustang empezó a comercializarse en abril de 1964 y apenas dos años después, General Motors ya tenía preparada la respuesta a Ford: el Camaro se presentó a finales de 1966 –aunque ya se contaba como MY1967–. El nombre elegido para el pony car de Chevrolet fue, en palabras del jefe entonces de Chevrolet, una palabra cuyo significado hacía referencia a un “animal pequeño y cruel que come Mustangs”. Unas declaraciones cargadas de la mayor de las ironías.

A pesar de que esta rivalidad supera ya las cinco décadas de longevidad, aunque Mustang y Camaro son uno la antítesis del otro, el rival a batir, aún hay sitio para el buen rollo y el juego limpio entre marcas. Prueba de ello es la curiosa felicitación que desde Chevrolet Arabia han querido hacer al Ford Mustang con motivo de su 54º aniversario.

 

En medio del desierto, una tarta con la forma del mítico logotipo del Mustang y con dos velas anuncia la edad del deportivo de Michigan. Cincuenta y cuatro años, más de medio siglo del pony car por excelencia. Y como en todo cumpleaños, alguien tiene que soplar las velas… Aunque en este caso no sopla las velas quien cumple los años, sino un Chevrolet Camaro ZL1 que pasa a toda velocidad. Un gesto bonito felicitar a su archienemigo y, al mismo tiempo, una declaración de intenciones por parte de la gente de Chevrolet.

Publicidad