El coronavirus sigue provocando la toma de numerosas medidas de urgencia para frenar en lo posible la pandemia. La última ha afectado directamente al Gobierno. El ejecutivo nacional se ha visto obligado a contratar, mediante procedimiento de emergencia, un servicio de desinfección de los 700 vehículos oficiales e instalaciones del Parque Móvil del Estado en Madrid como consecuencia de la pandemia provocada por el COVID-19 y por un importe de 140.360 euros, IVA excluido.

Así lo explica el Ministerio de Hacienda después de que el Consejo de Ministros haya sido informado en su reunión de este martes de este contrato, que se adjudicará a la empresa Ingeniería y Soluciones para Higiene Industrial SL (Higitech). No es la primera medida similar que se toma. El pasado 24 de marzo, el propio Gobierno informaba de que había procedido a desinfectar algunas dependencias del complejo de la Moncloa, como salas pertenecientes a la Secretaría de Estado de Memoria Democrática y algunas instalaciones usadas por chóferes, entre los que se había registrado varios positivos por coronavirus en un número que el Ejecutivo no detalló.

"Ante la actual situación, el Parque Móvil del Estado, con el fin de mantener el servicio de automovilismo de la Administración General del Estado y de los Órganos Constitucionales aplicando las medidas de seguridad en salud, considera necesaria la aplicación de medidas urgentes que permitan dar la continuidad a los servicios, todo ello en línea con la mejora continua en seguridad y salud", ha expuesto el Gobierno en las referencias del Consejo de Ministros.

El Gobierno argumenta que si no se tomase esta decisión de desinfectar se correría "un riesgo evidente y un grave peligro para la salud de los usuarios de los servicios y personal del organismo a los que está obligado a proteger, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 21 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales".

Cabe recordar que, hasta ahora, entre los miembros del Gobierno, se dan dado hasta la fecha tres casos de coronavirus: la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que llegó a estar unos días ingresada en el hospital, pero que ya se recupera en su casa, y los de las ministras de Igualdad, Irene Montero, y Política Territorial, Carolina Darias, que aún guardan cuarentena en sus respectivos domicilios. Además, la esposa del presidente Pedro Sánchez, Begoña Gómez, también se ha contagiado.