Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Comienza la peor época del año para los alérgicos

Minimiza los efectos de la alergia con 3 simples gestos que no cuestan ni un euro

La primavera es una época difícil para los alérgicos, que aún se complica más si necesitan conducir por lugares con mayor presencia de polen y alérgenos.

Publicidad

Una conducción cómoda es también una conducción segura: los conductores que circulan con un buen nivel de comodidad, con una buena temperatura a bordo, con un nivel de ruido no demasiado alto…en resumen: la comodidad es también seguridad. Sin embargo, no siempre es posible contar con los niveles óptimos de comodidad, algo que puede terminar por generar una situación de peligro si el conductor ve como su cansancio se agrava y, por lo tanto, su nivel de atención decae.

Una de las situaciones más peligrosas es la de un conductor que sufre un ataque de alergia, con todos sus efectos secundarios: estornudos, moqueo, lagrimeo en exceso de los ojos…todos estos síntomas provocados por las diferentes alergias se pueden minimizar de manera ostensible con algunos gestos que, además, no tienen porqué costarnos dinero:

1. Aire acondicionado

El sistema de climatización de nuestros coches es cada vez más avanzado, más inteligente. De esta manera, cuida de nosotros con potentes filtros que se ocupan de que las partículas nocivas no pasen al interior del habitáculo. De esta manera, es muy recomendable que utilices el sistema de climatización lo máximo posible, aprovechando las ventajas de los filtros.

2. Coche limpio, coche neutro

Puede parecer mentira, pero un coche limpio es menos “nocivo” para la salud de los alérgicos. El polen y los alérgenos se acumulan en la carrocería, en las juntas de goma, entre las diferentes piezas…y sobre todo en la moqueta, en la tapicería, en el salpicadero…por eso, lavar regularmente el coche, sobre todo durante la época en la que el polen está más presente en el aire, hace que el coche no sea un lugar con grandes acumulaciones de polen.

3. Mascarilla

Sí, vale, ya sabemos que las mascarillas no son obligatorias cuando viajamos solos o con convivientes en el coche, pero la realidad ha demostrado que resultan muy eficaces para filtrar y limpiar el aire que respiramos, por lo que no está de más utilizarla cuando estemos atravesando lugares en los que la presencia y concentración de alérgenos sea más elevada de lo normal.

Publicidad