Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

La demonización del diésel es un hecho, que ya obliga a detener la producción de la planta de VW de Navarra

El miedo al diésel ya nos cuesta dinero: VW parará 8 días su fábrica de Navarra

El diésel vive sus peores momentos en los últimos años, una situación que ya se refleja en fábricas como la de VW en Navarra, que detendrá su producción para ajustarse a la demanda.

Volkswagen Navarra

VW Volkswagen Navarra

Publicidad

El diésel está viviendo el que posiblemente sea su peor momento desde que hace aproximadamente 30 años entrase con fuerza en la industria automovilística para ofrecer una alternativa a todos aquellos clientes que buscaban un vehículo con un consumo de combustible más comedido y una resistencia mecánica a prueba de bombas.

Sin embargo, y pese a que el diésel ha llegado a ser el combustible escogido por 7 de cada 10 compradores en nuestro país, sus ventas en la actualidad no paran de caer en picado, una caída en la que han intervenido factores como la mayor eficiencia de los motores de gasolina, los escándalos industriales, la llegada de alternativas eléctricas e híbridas y, por qué no decirlo, los constantes ataques por parte de las autoridades europeas.

La "demonización" a la que ha sido sometido el diésel está comenzando a cobrarse consecuencias a nivel económico: la planta de Volkswagen en Navarra parará su producción durante 8 días en el mes de septiembre, tiempo en el que se dejarán de fabricar 11.200 unidades de Volkswagen Polo y Volkswagen T-Cross.

Este ERE temporal se debe principalmente a dos factores: la introducción del nuevo programa de homologación de emisiones WLTP y la modificación de la demanda por parte de los compradores, que ha obligado a redistribuir los motores que se fabrican en plantas como la de VW Navarra o la de SEAT Martorell, donde también sospechan que puede llegar a producirse un ERE temporal por el mismo motivo.

Publicidad