Los SUV de lujo son, en la actualidad, uno de los segmentos en mayor auge, con mayor crecimiento y, por tanto, con mayor demanda por parte de la clientela más acaudalada, esa que no tiene ningún problema en desembolsar cantidades de seis cifras para disfrutar de la experiencia de viajar en auténticas “locomotoras” de carretera.

La última en subirse al carro de los SUV de ultra-lujo ha sido Mercedes, que se sirve de su submarca “Mercedes-Maybach” para lanzar el Mercedes-Maybach GLS 600, la variante más lujosa del SUV más grande que vende Mercedes, convirtiéndose así en el segundo integrante de la familia ”Maybach” tras la llegada del Mercedes-Maybach Clase S hace ya algo más de un año.

Mercedes-Maybach GLS | Mercedes-Benz

El Mercedes-Maybach GLS 600 es un gran SUV de 5.3 metros de largo que destaca por un frontal muy prominente, con una parrilla tamaño XXL y un gran componente de elementos cromados que realza la sensación de calidad del conjunto, donde sobresalen, por ejemplo, las voluptuosas llantas de aleación de hasta 23 pulgadas, las taloneras inferiores con despliegue eléctrico o la pintura bitono.

En el interior la parte delantera es prácticamente idéntica al Mercedes GLS “normal”, aunque los tapizados, más suntuosos, y algunos logos de Maybach nos ponen sobre la pista: se trata de una versión muy especial. Es en la parte trasera donde encontramos las mayores diferencias, ya que la tercera fila de asientos desaparece en favor de dos butacas individuales con todo tipo de regulaciones, climatización y masaje, así como con un espacio inmenso que ningún cliente conseguirá ocupar en su totalidad.

Mercedes-Maybach GLS | Mercedes-Benz

Mecánicamente la única opción disponible es un propulsor 4.0 V8 biturbo de gasolina acompañado de un sistema de microhibridación que consigue un total de 550 CV y 800 NM, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4.9 segundos, alcanzando una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h. ¿El precio de todo éste despliegue? Algo más de 150.000€.