En el mes de diciembre del año que acaba de terminar, las entregas de este tipo de vehículos en el mercado nacional se situaron en 98.587 unidades, lo que se traduce en un descenso del 4,2% en comparación con el mismo mes de 2017, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

Así, diciembre supuso el cuarto mes consecutivo en el que el mercado español de turismos y todoterrenos registró un retroceso, tras la entrada en vigor el 1 de septiembre de 2018 del nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLTP.

Las entregas a clientes particulares subieron un 3,7% en 2018, con 662.822 unidades, mientras que en diciembre bajaron un 11,5%, hasta 53.653 unidades.