Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Esta situación supone a los talleres más de cuatro millones de euros de pérdidas anuales.

Más de 5.600 coches fueron abandonados por sus dueños en el taller durante el pasado año

Muchos deciden no pagar porque no les resulta rentable y otros directamente no pueden afrontar algunas de las elevadas facturas que conlleva la reparación de un vehículo en un taller.

mecanico-taller-2016-0015.jpg

Centímetros Cúbicos mecanico-taller-2016-0015

Publicidad

Cuando se lleva el coche al taller por algún tipo de avería, la factura de la reparación en muchas ocasiones supone una auténtica amarga sorpresa, ya que el problema que achacaba el vehículo era más grave de lo que en un principio se pensaba y el coste se eleva por encima de lo previsto. Ante estas situaciones, y por diferentes motivos, algunas personas no pagan el arreglo y dejan el coche abandonado en el taller.

Según datos de DGT recogidos por GANVAM, los talleres españoles enviaron al desguace el año pasado un total de 5.656 vehículos abandonados en sus instalaciones por sus propietarios, lo que supone un incremento del 29% respecto a 2017. Este incremento está directamente relacionado con el envejecimiento del parque automovilístico, ya que las matriculaciones de vehículos nuevos han descendido y las ventas de vehículos de más de 15 años están en aumento y representan el 30% del mercado de ocasión.

En 6 de cada 10 casos, estos automóviles abandonados se corresponden a turismos antiguos de elevado kilometraje cuya reparación supone un importe medio que ronda los 1.000 €. En muchas ocasiones, el coste del arreglo supera el valor de mercado de vehículo, y los propietarios deciden no pagarlo porque no les resulta rentable hacer dicho desembolso o simplemente porque no pueden hacer frente a la factura.

Estas situaciones provocan a los talleres unas pérdidas anuales superiores a los cuatro millones de euros, tanto por las reparaciones no pagadas como por la pérdida de negocio que supone el espacio que ocupan estos vehículos. Para evitarlo se recomienda a los talleres que, antes de iniciar la reparación, se informe al cliente con detalle tanto del gasto que puede conllevar como del precio medio actual del vehículo en el mercado.

Publicidad