Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

La llegada de las Zonas de Bajas Emisiones lo cambia todo

Más del 50% de los españoles tendrán que cambiar de coche en poco más de un año

Las Zonas de Bajas Emisiones serán realidad en la inmensa mayoría de núcleos urbanos de nuestro país, lo que obligará a muchos conductores a replantearse la propiedad de su vehículo.

Publicidad

Cada vez está más claro el hecho de que la movilidad personal, especialmente en los núcleos urbanos con cierto volumen de habitantes, está cambiando a marchas forzadas. Las necesidades son diferentes, como también lo son las exigencias de los diferentes habitantes de estas zonas. Cada vez somos más conscientes de la necesidad de cuidar nuestro ambiente y minimizar la contaminación producida en nuestro día a día.

Por eso, es habitual ver como cada vez más ciudades han optado por diseñar las conocidas como “Zonas de Bajas Emisiones”, zonas en las que el tráfico rodado está restringido para el usuario privado, reduciendo así la entrada de vehículos a los estrictamente necesarios por cuestiones laborales o de vivienda, permitiendo el acceso sólo a los vehículos cuyo potencial contaminante es bajo, muy bajo o nulo.

La llegada de las zonas de bajas emisiones no es flor de un día: desde la Unión Europea están convencidos de la eficacia de este tipo de medidas, de ahí que, en España, se haya impulsado la creación de estas zonas de restricción al tráfico en todas las ciudades con más de 50.000 habitantes.

[h3] Miles de conductores se verán forzados a cambiar de coche en los próximos meses [/h3]

Así pues, en la actualidad nos encontramos ante lo que se podría denominar como “la tormenta perfecta”: en un marco en el que el mercado de vehículos nuevos está prácticamente parado por culpa de la crisis de semicomponentes, miles y miles de usuarios de un vehículo con cierta edad se verá en la necesidad, antes de 2023, de renovar su coche por uno con al menos cierta carga de electrificación.

En total, en nuestro país existen 149 poblaciones con más de 50.000 habitantes, poblaciones que a partir de 2023 deberán tener funcionando su propia Zona de Bajas Emisiones, a los que los vehículos sin etiqueta no podrán acceder. En este contexto, son muchos los conductores que están optando por adquirir vehículos electrificados de segunda mano, o bien contratar servicios de renting o suscripción.

Según Eduardo Clavijo, consejero delegado de Idoneo.com, el 53% de la población española con vehículo en propiedad tendrá que hacer frente a la renovación de su vehículo en los próximos meses si quieren seguir accediendo a las zonas de restricción de tráfico.

Publicidad