UNA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD EN CARRETERA

'Maniobra de la cápsula': cómo funciona

Los cuerpos de Tráfico, desde la Guardia Civil hasta la Policía, pueden ejecutar lo que se denomina como 'maniobra de la cápsula'.

Publicidad

Como es lógico, a lo largo de la vida de un automovilista, de una persona que utiliza el coche de manera más o menos constante y habitual, suceden numerosas situaciones que requieren prestar una atención especial. Algo similar ocurre con todos los ciudadanos que se dedican a proteger las carreteras y garantizar, en la medida de lo posible, mejorar nuestra seguridad y reducir los peligros a los que nos podemos enfrentar cada vez que arrancamos nuestro vehículo.

La Guardia Civil es uno de los cuerpos de protección ciudadana más antiguos y a la vez más preparados del mundo. Lógicamente, los conductores estamos obligados a obedecer las indicaciones de los integrantes de estos cuerpos en cualquier situación, máxime cuando se trata de una situación de peligro en la que hay que saber cómo actuar. Por eso, la Guardia Civil cuenta con numerosas maniobras con las que responder a las diferentes situaciones que pueden darse en la carretera.

Una de las maniobras menos conocidas por los conductores y, a la vez, más importantes en caso de necesidad es la conocida como 'maniobra de la cápsula', con la que las FCE pueden asegurar un espacio concreto. Se trata de una maniobra de seguridad a la que no todos los conductores saben cómo reaccionar.

¿Qué es la maniobra de la cápsula?

Para llevar a cabo la 'maniobra de la cápsula' se necesitan al menos dos vehículos: se trata de una suerte de 'escolta' en la que un vehículo de, por ejemplo, la Guardia Civil, circula en primer lugar. Seguido de éste, circula otro vehículo también oficial y, entre medias de ambos, circula un vehículo que, por la razón que sea, necesita la asistencia. La gran peculiaridad de esta maniobra es que NO está permitido abandonar la 'cápsula', estando también prohibido que otros vehículos se coloquen en el interior de la misma, es decir, entre ambos vehículos oficiales.

La 'maniobra de la cápsula' se utiliza para labores de escolta, pero también para situaciones de peligro: en caso de que, por ejemplo, un vehículo de gran tonelaje sufra una avería o un problema técnico y necesite abandonar la vía de circulación, se pone en marcha un operativo de burbuja para que el vehículo que necesita la asistencia pueda detenerse en un lugar más seguro para el resto de la circulación.

También te puede interesar: Girar invadiendo el carril-bus en una ciudad: ¿se puede llevar a cabo esta maniobra?

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad