Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Gestos al volante que suponen un peligro

La manía que tienen muchos conductores y que la DGT quiere erradicar

Son muchos los conductores que se impacientan, que deciden avanzar a toda costa con gestos que pueden resultar peligrosos para el resto de usuarios de la vía.

Publicidad

Los desplazamientos por carretera son muy intensos durante ésta época del año: el verano anima a muchos a lanzarse a viajar en busca de nuevas aventuras o, simplemente, persiguiendo ese merecido descanso que todos anhelamos tras una época cuanto menos complicada. Es, por tanto, una época en la que extremar las precauciones nunca está de más cuando hablamos de circular.

La DGT es consciente de ello, de ahí que haya puesto a funcionar a todos sus recursos para conseguir que este verano sea un éxito y el número de víctimas y heridos en las carreteras sea el menor posible, algo que sólo se puede conseguir con el máximo respeto de las normas viales y con la colaboración de todos los conductores y usuarios de la carretera.

Atento, infractor: las 9 sanciones más duras de la DGT

La DGT advierte: "olvidate de estos gestos"

Sin embargo, hay conductores que deciden que su trayecto es prioritario respecto a otros, de manera que su viaje debe concluir lo antes posible sin importar los desplazamientos de las personas y conductores que les rodean. Por eso, son muchos los conductores que deciden 'tirar por la calle de en medio' y comenzar a cambiarse de carril de manera rápida y desordenada en lo que se conoce comúnmente como 'conducción zigzagueante'.

Es uno de los gestos que la DGT, a través de sus redes sociales, nos pide abandonar: la conducción zigzagueante resulta peligrosa ya que no permite al resto de conductores tener margen de tiempo suficiente para reaccionar, lo que lleva a situaciones que pueden terminar en accidente. La circulación debe realizarse, por tanto, en modo "encarrilado".

La 'conducción encarrilada' no significa que debamos circular por un carril y nunca más abandonarlo: es evidente que se puede cambiar de carril, pero hay que hacerlo con garantías y seguridad, con tranquilidad y, sobre todo, con anticipación: gracias a estos gestos -el uso del intermitente, esperar a encontrar un hueco lo suficientemente grande...- podremos cambiar de carril si lo consideramos necesario pero siempre garantizando una mínima seguridad.

Zigzaguear al volante es un peligro, pero también es motivo de sanción: si somos detectados por un agente de tráfico realizando movimientos imprevisibles al volante podremos recibir una multa de hasta 200€.

Publicidad