Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Con importantes novedades

Madrid Central se redefine: ¿qué cambia en la zona de bajas emisiones de la capital?

Lo que conocíamos hasta la fecha como Madrid Central pasa a un segundo plano después de su declive en busca de asentar una nueva normativa con la misma finalidad pero con ciertos puntos diferentes.

Publicidad

Ya ha pasado bastante tiempo desde que nació eso que tanto eco tuvo como Madrid Central, un consorcio de normas que abogaban por el cuidado del medioambiente al establecer ciertas medidas que afectaban al perímetro más céntrico de la capital. Con estas leyes en vigor, el corazón de Madrid se convirtió en un espacio verde dispuesto a reducir al máximo la contaminación, pero el actual Gobierno de la comunidad ha decidido cambiar el contexto con unas nuevas normas.

¿Qué cambia exactamente en Madrid Central? Para ser más concretos se han modificado 109 de los 245 artículos que componían esta medida establecida por la ex-alcaldesa Manuela Carmena. Así que si vives en Madrid o eres un asiduo visitante de la ciudad, será mejor que te quedes por aquí porque esto te interesa.

Lo primero pero no lo más importantes es que Madrid Central pierde su nombre tras ser bautizado como Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección del Distrito Centro. Aunque bien es cierto que se mantienen inalteradas muchas de las normas vigentes con el anterior plan, sí que encontramos ciertas novedades que afectan a las localizaciones de aplicación.

Cambios en Madrid Central
Cambios en Madrid Central | Newspress

Y es que ahora se une a la nueva ZBE de Madrid Plaza Elíptica, concretamente 0,3 km2 serán los que abarque ahora el nuevo plan anti-contaminación en dicho punto. En total son 17 calles las que se acogen a las medidas, limitándose así entre Avenida de los Poblados y Calle 30. Con esta nueva zona dentro del consorcio, el Ayuntamiento madrileño asegura reducir 1.500 vehículos en hora punta y 37.000 diarios.

Cambios en Madrid Central
Cambios en Madrid Central | Newspress

Aunque eso sí, el acceso a esta nueva localización de lo que antes era Madrid Central queda restringido a todo vehículo que no tenga etiqueta medioambiental. Y es que este es otro punto que abarca la nueva Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección del Distrito Centro, reducir paulatinamente a cero la presencia de vehículos sin etiqueta en toda la ciudad.

Este proceso se llevará a cabo en un plazo de cuatro años y se aplicará mediante anillos de localización, es decir, por zonas. Si bien es cierto que entre el año 2022 y 2024 estas medidas afectarán tan solo a los vehículos sin etiqueta que no estén registrados en la capital, será en 2025 cuando se haga efectiva a todos los coches independientemente de dónde estén empadronados.

Teniendo en cuenta esta premisa, el Ayuntamiento de Madrid propone el siguiente calendario:

• A partir del 1 de enero de 2022, queda prohibida la circulación y acceso de vehículos sin etiqueta por las vías públicas del interior de la M-30. Sin contar a la propia M-30.

• A partir del 1 de enero de 2023, estos no podrán circular ni acceder a las vías públicas del interior de la M-30 ni a la propia M-30 en sí.

• A partir del 1 de enero de 2024, queda prohibido su acceso y circulación por todas las zonas que conformen las Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección del Distrito Centro.

• A partir del 1 de enero de 2025, esta prohibición también será aplicable para los vehículos con etiqueta A registrados en la ciudad de Madrid.

Cambios en Madrid Central
Cambios en Madrid Central | Newspress

También cabe destacar una nueva medida que afecta a los comerciantes. Y es que ahora estos se equiparan en derechos con los residentes de la zona, pudiendo gozar de privilegios muy similares a la hora de cubrir sus labores en la ZBE de Madrid. De esta manera, podrán acceder y circular sin restricciones.

Las motos, por su parte, contarán con una hora más para acceder al corazón de Madrid, ampliándose el horario hasta las 23:00. Aún así, existen más medidas que cabe destacar en este artículo y que modifican diferentes aspectos de la anterior ordenanza.

Habrá Zonas SER en los barrios de la periferia, estableciendo zonas de pago en Peñagrande (Fuencarral-El Pardo); Valdezarza (Moncloa); Los Cármenes y Puerta del Ángel (Latina); Puerta del Ángel (Latina); Opañel, San Isidro (Carabanchel); Zofío y Pradolongo (Usera); Ventas, Pueblo Nuevo, Quintana, Concepción, San Pascual, San Juan Bautista, Colina, Atalaya y Costillares (Ciudad Lineal) de manera parcial. Por completo en los barrios de Comillas (Carabanchel) y Almendrales y Moscardó (Usera).

Al mismo tiempo desparecerán las zonas de aparcamiento vecinal en pro de establecer este sistema de estacionamiento regulando. De esta manera, los barrios afectados por dicho sistema pasarán a ser de 49 a 69.

También se establecerá la Tarifa dinámica del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). Estas estarán presentes en las zonas de mayor ocupación y circulación, y estarán presentes para velar por unos niveles de contaminación bastante contenidos.

Un punto que se está barajando es el de las plazas de rotación SER. Estas consistirían en establecer plazas de alta rotación amparadas bajo los colores azul y blanco y tendrían un tiempo de uso máximo de 45 minutos.

Las zonas de carga y descarga contarán con una gestión inteligente de la mano de un registro automatizado de los vehículos que la utilicen que contarán con un tiempo máximo de uso de 30 minutos, excepto para aquellos no contaminantes.

Habrá nuevas medidas para las bicicletas y vehículos de movilidad personal, obligando a todo usuario recurrir a un caso, prohibiendo su uso en túneles excepto cuando haya un carril delimitado para ello y se prohibirá su aparcamiento en la vía pública, estableciendo una zona específica para ello.

También existirán autobuses nocturnos de baja demanda, los cuales podrán realizar paradas extraordinarias a petición de los ciudadanos.

Por último, se establecerán zonas de aparcamiento para vehículos con etiqueta CERO y aquellos de carsharing, que contarán con plazas específicas y con su correspondiente toma de carga para abastecer las baterías.

Publicidad