Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Entre varias opciones

A la luz los favoritos para ocupar el lugar de Nissan Barcelona y todo apunta a un gigante chino

Ya ha pasado tiempo desde que Nissan Barcelona dio sus últimos coletazos, motivo por el que salen a la palestra los destinados a sustituirla.

A la luz los favoritos para ocupar el lugar de Nissan Barcelona y todo apunta a un gigante chino

Great Wall Motors A la luz los favoritos para ocupar el lugar de Nissan Barcelona y todo apunta a un gigante chino

Publicidad

La desoladora noticia de que Nissan se retiraría de Barcelona fue un duro golpe, pero su sustitución está cada vez más cerca; tanto, que las opciones ya están sobre la mesa. Y es que el pasado viernes ya se eligieron los ganadores para la reindustrialización de las instalaciones que otrora empleaba la firma nipona, dejando como favorita para ocupar la planta de la Zona Franca de Barcelona se el fabricante de coches chino Great Wall Motors (GWM).

Así, las fábricas de Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca pasarían a estar ocupadas por la marca catalana de motocicletas eléctricas Silence. Por otro lado, el fabricante chino tiene una buena oportunidad para proseguir con su expansión por Europa, donde ya cuenta con un centro de desarrollo de pila de hidrógeno en Alemania, previendo además convertir las instalaciones catalanas en una planta de ensamble con una inyección de 150 millones de euros.

Y es que lo que era la fábrica de Nissan pasaría, seguramente, a producir al Hey Coffee 01, un SUV híbrido enchufable de 476 CV que se pondrá a la venta el próximo año en el viejo continente. A su vez, Silence, con casi diez años a sus espaldas, se sitúa como una de las compañías líderes en el mundo de las motocicletas eléctricas, convirtiéndose en una de las favoritas tanto por particulares como por empresas de carsharing.

Al mismo tiempo y como proyecto complementario a estos dos, se ha seleccionado el hub de electromovilidad líderado por la también firma española QEV Technologies con una inversión de casi 300 millones de euros. Esta cuenta con la participación de otras empresas como Volta, Inzile o Hispano Suiza, que tienen el objetivo de fabricar tanto coches eléctricos como pilas de combustible de hidrógeno.

Así, proyectos iniciales como los de LG o Scheneider para la fabricación de baterías de coches eléctricos quedan totalmente descartados. De ahí en adelante se abre un periodo de negociación con los proyectos ganadores en el que estarán presentes los sindicatos con el objetivo de priorizar el mantenimiento de los ex-trabajadores de Nissan.

Publicidad