Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Se espera que este verano se presenten nuevos modelos

Lotus firma la sentencia de muerte del Elise, el Exige y el Evora

Los tres deportivos actuales de la firma británica cesarán su producción en 2022 con el objetivo de dejar paso a la llegada de nuevos modelos y la electrificación.

Publicidad

El cambio de paradigma en la estrategia de negocio de Lotus ya es más que evidente. El icónico fabricante británico hace tiempo que decidió valorar la llegada de nuevos productos, incluida la presencia de algún SUV y ahora, la electrificación completa de la marca. Esta nueva hoja de ruta lleva al fabricante a plantearse un punto de inflexión para su catálogo actual que está planteado para 2022, año en el que se dejará de producir uno de sus grandes emblemas: el Lotus Elise.

Se pondrá de esta forma fin a una tradición que viene desde 1995, año en el que el deportivo ligero de la marca comenzó su andadura en el mercado europeo como un vehículo diseñado por y para el disfrute de la conducción, sin demasiados lujos y rezumando deportividad y agilidad sobre el asfalto. La decisión de cesar su fabricación es precisamente esa señal de que se inicia un profundo proceso de cambio dentro de Lotus para prepararse a la próxima década.

El Lotus Evija será protagonista | Lotus

No será el único, ya que además del Elise, Lotus también ha decidido parar la producción de sus otros dos deportivos principales, el Evora, el cual se viene ensamblando desde el año 2009 y el Exige, el cual también nació con la entrada en el Siglo XXI como una forma de ofrecer una alternativa a su modelo insignia. El próximo vehículo que se espera que presente Lotus será el último con motor térmico, antes de que la maquinaria ponga en marcha una importante reestructuración en el que los propulsores eléctricos serán los protagonistas.

Para ello, también se producirán cambios en la forma en la que está organizada la compañía, con una fuerte inversión de más de 100 millones de euros, la llegada de hasta 250 nuevos empleados la decisión de fusionar dos de sus instalaciones de subensamblado en una, la cual está situada en Norwich y que tratará de soportar gran parte de las demandas operacionales. Obviamente, la gran estrella detrás del telón sigue siendo el lanzamiento del Lotus Evija, el hiperdeportivo eléctrico de 2.000 CV y 1.680 kilogramos de peso total. Junto a él, bajo la lona, otros tres modelos que iremos conociendo en los próximos meses.

Publicidad