Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El deportivo británico recibe una versión más recatada para el día a día

Lotus Evora GT410, un animal salvaje muy bien instruido

El fabricante británico, ahora bajo el paraguas del Grupo Geely, ha decidido ofrecer un vehículo con imagen agresiva con un confort para conducirlo a diario.

Lotus Evora GT410

Lotus Lotus Evora GT410

Publicidad

Una imagen deportiva con un animal calmado bajo la piel. Lotus se ha propuesto ofrecer a sus posibles clientes una alternativa a sus modelos más prestacionales y en este caso llega con la forma del Lotus Evora GT410, un vehículo para el mercado europeo que busca mantener esa imagen refinada del constructor británico, y a su vez tener un automóvil para su uso a diario. Habrá limitaciones obvias en cuanto a espacio, pero sin duda será una de las opciones a tener en cuenta para esos aficionados a la deportividad que no quieren renunciar a ella incluso en su rutina.

El Lotus Evora GT410 busca ocupar ese hueco con unas condiciones mucho más domesticadas respecto a los modelos de aspiraciones más deportivas. Y es que en este tipo de vehículos lo que se busca es un tacto más suave y que el bramido se sitúe un escalón más bajo. La idea surge precisamente de Phil Popham, el responsable de Lotus, el cual probó un Lotus Evora más silencioso que podría encajar para un nuevo cliente objetivo que no quería renunciar a una silueta agresiva en pos de un comportamiento más dócil.

Lotus Evora GT410
Lotus Evora GT410 | Lotus

Entre su equipamiento de serie incluye aire acondicionado, asientos deportivos Sparco, nuevas molduras en las puertas, un portón trasero con un área de vidrio más grande y una cámara de visión trasera. Aunque donde se pueden los principales cambios en esta domesticación es en el apartado de neumáticos, insonorización (un mayor aislamiento acústico) y de suspensiones. En cuanto a ruedas, se ha decidido introducir los Michelin Pilot Sport 4S All Season para asegurarse de un buen agarre en todo tipo de condiciones meteorológicas.

En cuanto a la amortiguación, Gavan Kershaw ha sido el encargado de poner a punto este apartado, tratando de no afectar a la estabilidad, pero ofreciendo un comportamiento más amable en carreteras bacheadas y con el firme dañado. En cuanto a la mecánica, el Lotus GT410 emplea el mismo V6 sobrealimentado de 3.5 litros que el GT410 Sport, capaz de entregar más de 410 CV de potencia. El precio se establece en unos 99.000 euros para Alemania, lo que lo sitúa en 11.000 euros menos que el Sport.

Publicidad