¿Alguna vez has cruzado la carretera sin advertir la presencia de un coche cercano? Según un estudio, los coches eléctricos tienen hasta un 35% más de posibilidades de atropello, y es que la comodidad de los conductores y pasajeros de este tipo de vehículos, y la disminución de la contaminación acústica en general, chocan directamente con la seguridad vial de los ciclistas y viandantes.

Con el objetivo de disminuir el número de atropellos, surge una nueva ley por la que todos los coches híbridos y eléctricos nuevos deberán equipar a partir del 1 de julio de 2019 sistemas AVAS. VER VIDEO.