Cada coche es diferente en tamaño, color, prestaciones... el mercado está lleno infinidad de posibilidades y cada uno elegimos el que más se adapta a nuestras necesidades. Lo mismo ocurre con la decoración del interior, cada persona le da 'su toque personal'.

Pero debemos de tener cuidado con el tamaño de los elementos que elegimos para decorar los retrovisores, las ventanillas... puede que nos multen. VER VÍDEO

Te puede interesar... Las multas que conlleva un parabrisas dañado o unos cristales tintados no homologados

Un parabrisas roto entorpece la visión a la hora de conducir y aumenta el riesgo de sufrir un accidente. Circular con el parabrisas o cualquiera de los cristales con daños o roturas, con una capa de suciedad o de hielo a parte de peligroso es también sancionable.