Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Evita problemas y anticipate al calor extremo

Llega el verano: 3 maneras de comprobar que el aire acondicionado de tu coche funciona sin gastar 1€

Todos nos acordamos del aire acondicionado cuando llegan estas fechas, por lo que tenerlo a punto es casi obligatorio si sufrimos con las altas temperaturas

Publicidad

Llega el verano: el calor comienza a llamar a la puerta y la época estival será una realidad oficial en apenas un par de semanas, por lo que conviene estar preparados. Nuestro coche también debe prepararse para la llegada de la época más cálida del año, especialmente si hablamos de uno de los sistemas más utilizados durante los meses más cálidos: el aire acondicionado.

Y es que el aire acondicionado no sólo es un equipamiento de confort, sino un equipamiento relacionado con la seguridad: el uso del aire acondicionado durante las épocas de más calor es básico para, por ejemplo, conducir con seguridad y mantener una temperatura adecuada dentro del habitáculo. Conducir con mucho calor, recuerda, se puede convertir en una actividad de alto riesgo si afecta a nuestros reflejos y nuestra capacidad de reacción.

Por eso, conviene conocer el estado del sistema de aire acondicionado de nuestro coche, una tarea que podemos llevar a cabo con 3 sencillos test que no nos costarán ni un sólo euro:

  • Bajas temperaturas: como es lógico, lo primero que deberemos detectar es que la temperatura del habitáculo disminuye, algo que se consigue expulsando aire frío a través del sistema de ventilación. Si tras unos segundos encendido el aire acondicionado no expulsa aire frío o éste no está lo suficientemente frío, deberemos llevar nuestro coche al taller.
  • Sonido: cuando pulsemos el botón del aire acondicionado con el motor encendido, si todo va bien podríamos escuchar un ligero "click", síntoma de que el compresor del aire acondicionado se ha encendido y ha empezado a trabajar. Si no escuchas ningún ruido, es posible que la carga del sistema no sea suficiente y el compresor, por tanto, no se active. También puede suceder lo contrario: si escuchas cualquier ruido extraño, ruidos metálicos o de turbina, es posible que algún elemento del sistema no esté en buen estado y tengas que sustituirlo.
  • Olores: los olores son otro elemento clave: el aire acondicionado no debe expulsar aire con olores cerrados ni extraños. Lo contrario puede significar que existen elementos que se están descomponiendo en el circuito, como humedad, hojas o, incluso, algún pequeño animal que haya muerto durante el invierno en el interior del compartimento del capó. Revisa también el filtro del habitáculo, que puedes sustituir por poco dinero si lo encuentras en mal estado.

Te puede interesar ¿Cómo funciona exactamente el aire acondicionado de un coche?

Publicidad