Centímetros Cúbicos » Noticias

Si eliges bien no tendrás que usar cadenas

Llega el frío: ¿pongo neumáticos de invierno o hay mejores opciones?

¿Sabes que puedes comprar tres tipos de neumáticos? Te ayudamos a escoger los mejores en función del lugar donde vivas. Ahorrarás dinero y, sobre todo, sustos al volante.

Publicidad

Neumáticos de verano, mixtos y de invierno. Llega el frío y escoger las ruedas correctas puede ahorrarte muchos sustos al volante, pero ojo, no te dejes llevar por los nombres porque los neumáticos de invierno no siempre son la mejor opción para esta época del año. Si quieres escoger la mejor alternativa para tu bolsillo, pero, sobre todo, para tu seguridad y la de los tuyos, atento a las siguientes líneas, porque todo depende de dónde vivas.

¿Estás en una zona de montaña en la que las temperaturas rondan los 0 grados aproximadamente desde noviembre hasta marzo? No le des más vueltas, los neumáticos de invierno son tu mejor opción. Es probable que, además de hacer frío, nieve a menudo, por lo que este tipo de gomas son las que mejor se adaptan a tu situación. Su compuesto especial (más blando) las hace efectivas por debajo de los siete grados, así que la adherencia está garantizada y, sobre todo, frenan mucho mejor que el resto de opciones cuando el termómetro cae en picado, incluso si la carretera está completamente nevada o mojada por la lluvia.

Con los neumáticos de invierno tampoco tendrás que usar cadenas, ni siquiera cuando sean obligatorias para circular por ciertos tramos nevados. Están homologados para circular en estas condiciones y te garantizamos que dan la talla. Eso sí, cuando el termómetro suba, cámbialos por neumáticos de verano y guárdalos hasta que llegue el siguiente invierno porque, por encima de los siete grados, se desgastan más rápido y pierden eficacia. De esta forma, ahorrarás dinero porque reducirás el desgaste de los dos juegos de neumáticos y alargarás su vida.

En el resto de zonas de España, exceptuando las Islas Canarias, donde las temperaturas son suaves todo el año, lo ideal es montar neumáticos mixtos (M+S) o All Seasons (Todo las Estaciones). Son un poco más caros que los de verano (alrededor de un 10% más), pero ofrecen un buen compromiso entre eficacia y duración en todas las estaciones del año. Bien es verdad que, cuando hace calor, no son tan efectivos como los de verano y que, con temperaturas gélidas, no están al nivel de los de invierno, pero presentan un buen equilibrio y puedes llevarlas todo el año, sin necesidad de cambiarlas en función del tiempo, como las otras dos. Además, sirven para circular fuera del asfalto, aunque ni de lejos ofrecen las prestaciones de un neumático todoterreno, simplemente garantizan una mayor adherencia en caminos y pistas.

En algunos lugares de España, como el centro de la península, son especialmente recomendables porque existe una gran amplitud térmica a lo del día en determinadas épocas del año (mucho frío por la mañana y calor al mediodía) y el contraste térmico a lo largo del año es enorme, pasando de unos 3 grados en invierno a unos 40 grados en verano. Con los neumáticos mixtos tampoco es necesario llevar cadenas porque obligatoriamente están homologados como ruedas de invierno.

Si hace calor lo tienes fácil: neumáticos de verano. Aunque se llaman así, son las ruedas normales y no solo sirven para la época estival, también funcionan bien el resto del año, siempre y cuando la temperatura no caiga por debajo de los 7 grados. Son ideales, por tanto, para zonas con un clima suave o en las que haga calor todo el año. En estas condiciones, su rendimiento es muy superior al de las ruedas de invierno y las mixtas, tanto por adherencia, como por distancia de frenado. Si te preocupa la lluvia no temas, son efectivas con el pavimento mojado. Al tener un compuesto más duro, también se desgastan menos y tienen una vida útil más larga. Otra de sus ventajas es que son más asequibles que las otras dos.

Publicidad