Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Las carreteras convencionales dirán adiós a los 100 km/h a partir del próximo 2 de enero

El límite de 90 km/h en nacionales ya es una realidad: entrará en vigor el próximo 2 de enero

El próximo 2 de enero es la fecha señalada en el calendario para la entrada en vigor de los nuevos límites de velocidad en carreteras convencionales

Limitación de la velocidad máxima en las carreteras

Ponle Freno | Agencias Limitación de la velocidad máxima en las carreteras

Publicidad

El exceso de velocidad es aún, a día de hoy, uno de los principales problemas al que las autoridades se enfrentan en nuestro país. La DGT presentó hace unas semanas su nuevo spot publicitario, abanderado de una nueva campaña de concienciación con el que se pretende luchar contra una siniestralidad que en los últimos años ha vuelto a crecer.

Hace ya meses que la DGT avanzó su intención de revisar el carnet por puntos y otros elementos de control como los límites de velocidad. El día de la reducción de velocidad ha llegado, ya que se ha anunciado que a partir del próximo 2 de enero los límites de velocidad en las carreteras convencionales se verán modificados a través de un Decreto Ley que llegará en las próximas semanas.

Pese a que en nuestro país contamos con más de 150.000 kilómetros de vías convencionales, la modificación de los límites de velocidad sólo afectará a poco más de 7.000 kilómetros, aquellos que cuentan con un arcén a cada lado de la calzada con una anchura igual o superior a 1.5 metros. Es en estos tramos, que actualmente cuentan con un límite de velocidad para turismos y motocicletas de 100 km/h, donde se procederá a reducir la velocidad a partir de 2019.

El 2 de enero entrarán en vigor los nuevos límites de velocidad que reducen de 100 a 90 km/h la velocidad máxima para turismos y motocicletas, que será de 80 km/h para camiones, furgonetas y autobuses. La DGT argumenta esta decisión en una cuestión de uniformidad con otros países europeos, añadiendo además que el 70% de los accidentes mortales que se producen en nuestras carreteras se producen en vías convencionales.

Publicidad