Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

SERÁ CON UNA EDICIÓN ESPECIAL

La legislación, las ventas y los eléctricos matan al último motor V12 de BMW

El BMW M760i se despide de nosotros para siempre.

La legislación, las ventas y los eléctricos matan al último motor V12 de BMW

BMW La legislación, las ventas y los eléctricos matan al último motor V12 de BMW

Publicidad

Recuerdo con nostalgia cuando los motores de gran cilindrada no eran para nada extravagantes, sino pan de cada día. Y en esa época también había cabida para los exultantes motores V12, mecánicas reservadas para los buque insignia de las marcas más exclusivas y para los superdeportivos de más alto nivel. Hoy en día eso es agua pasada. BMW sucumbe, sin demasiadas posibilidades de pelear, a la desaparición de su último motor V12. La legislación, las ventas y los coches eléctricos han creado lo que se conoce como BMW M760i Final, o lo que es lo mismo, el punto y final del doce cilindros bávaro.

Esta misma situación ya la vivimos con Mercedes y su Mercedes-AMG S 65 Final Edition, con el que se despidieron del V12. Ahora, BMW se encuentra en la misma tesitura con el Serie 7, buque insignia que, en su siguiente generación, recurrirá seguramente a mecánicas híbridas.

La legislación se está encargando de dejar un panorama automovilístico electrificado, y en ese planteamiento no hay cabida para un V12. Así, la casa alemana en lugar de parar directamente su producción ha decidido despedirlo a lo grande. ¿Cómo? Creando al BMW M760i Final, una edición especial que, por suerte o por desgracia -según nuestra economía-, tan solo estará disponible en Estados Unidos.

Concretamente serán doce las unidades que conformen esta edición especial, y tendrán un precio de partida de 200.000 dólares más impuestos. Además del incombustible V12, estos últimos BMW M760i contarán con una insignia V12 en la parte posterior, llantas de 20 pulgadas de diseño específico, la posibilidad de escoger cualquier color de BMW Individual, taloneras de las puertas con 'The final V12' escrito y la numeración correspondiente de la unidad en la consola central.

Pero la verdadera joya de la corona reside en sus entrañas, donde descansa plácidamente un V12 de 6.6 litros biturbo perfecto para despedir a esta entrañable configuración mecánica. A su vez, el doce cilindros del M760i Final producirá 610 CV y 800 Nm de par, cifras que le permitirán registrar un 0 a 100 en 3,7 segudos.

Con todo ello, el principio del fin comenzará en junio, que será cuando se produzcan estos últimos doce BMW M760i cuyas entregas tendrán lugar un mes más tarde para decir adiós a una era.

Publicidad