Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Evita problemas a consecuencia del cansancio

Las señales de peligro que te indican que debes parar: así te enseña la DGT a identificarlas

La fatiga, una de las peores enemigas de los conductores durante el periodo navideño

Publicidad

La Navidad es una de las épocas del año más especiales, máxime en un año como este, en el que nos hemos enfrentado a un enemigo tan poderoso como el coronavirus. Sin embargo, esto no es un obstáculo para millones de españoles que durante éstas fechas deciden viajar -respetando las restricciones actuales- para visitar a sus seres queridos.

Viajar en coche siempre entraña ciertos riesgos que, eso sí, podemos minimizar utilizando básicamente el sentido común y atendiendo a las señales que el propio organismo nos lanza para avisar de que estamos conduciendo fatigados. Aprende a identificarlas para saber cuándo debes parar.

•Movimiento en el asiento

Generalmente los asientos de nuestro coche están diseñados para ser posturalmente correctos y no producir daño ni incomodidad. Sin embargo, con el paso del tiempo es posible que notemos como empezamos a movernos en el asiento, casi sin darnos cuenta. Empezamos también a mover el cuello, las piernas…

Esto significa que nuestro cuerpo necesita estirarse y cambiar de postura de manera inminente, ya que se está fatigando y cansando en exceso: es hora de parar y descansar. Aprovecha para dar un paseo y estirar las piernas y los brazos.

•Parpadeo demasiado rápido e intenso

La vista es sin duda el sentido más importante a la hora de conducir con seguridad. Por eso, los ojos están continuamente trabajando cuando circulamos. Es evidente que debemos conducir con gafas si así lo necesitamos, pero no vale sólo con eso.

La vista también se fatiga, por lo que es normal que al cabo de unas horas o unos cuantos cientos de kilómetros, empecemos a parpadear de manera más habitual, así como a lagrimear o a sentir picor ocular. En ese momento debemos parar: la vista está fatigada y necesita descansar, por lo que conviene lavarse la cara y tomar el aire, cambiando además el plano de visión para luchar contra el cansancio de vista.

•Sequedad en la boca

Uno de los puntos más importantes, y que casi nadie tiene en cuenta a la hora de viajar en coche, es la necesidad de contar con una buena hidratación. Cada 2 horas debes parar para beber algo y reponer líquidos, evitando así sufrir problemas a causa de la deshidratación.

Publicidad