Durante los meses estivales nuestros viajes en coche son más frecuentes y si no queremos que nuestro coche estropee esos esperados planes, tenemos que llevar a cabo un correcto mantenimiento. Obviar las revisiones es la principal causa de las averías… sobre todo en verano que es la época del año en la que tanto el motor como el resto de componentes mecánicos sufren más. La Dirección General de Tráfico (DGT) nos explica cuáles son los problemas más comunes.

La clave está en las altas temperaturas. Cuando éstas llegan, hay determinadas partes de nuestro vehículo que aceleran su deterioro. Por ello, resulta clave poner a punto el coche antes de cualquier viaje, independientemente de su duración. Estas son algunas de las averías más comunes cuando el calor aprieta. VER VÍDEO.

Te puede interesar: El aire acondicionado y el climatizador son la causa del 35% de las averías que sufre nuestro coche

En cuestión de averías, toda la información que tengamos a nuestro alcance para evitarlas es poca. Además de llevar un mantenimiento continuado, hay algunas otras acciones que podemos llevar a cabo para evitar una inesperada visita al taller que nos descuadre en todos los sentidos. Un estudio llevado a cabo por GarantiPlus desvela que el 35% de las averías están relacionadas con el aire acondicionado y el climatizador. Toma nota de las causas y sobre todo de la forma en la que puedes evitar estos desperfectos.

En GarantiPlus es una empresa que ofrece garantías mecánicas y extensiones de garantía de fábrica en todo tipo de vehículos. Su departamento de averías ha elaborado un estudio en el que señalan que tanto el aire acondicionado como el climatizador son la causa del 35% de las averías más frecuentes en nuestros coches.

La misma información apunta a la causa principal que origina estos deterioros y como ocurre con otros tantos elementos del vehículo es el mal mantenimiento. Esta dejadez puede llegar a provocar la pérdida del gas y del aceite del compresor. No es la única avería que puede provocar en el aire acondicionado o en el climatizador del coche.