Las emergencias son imprevistas y pueden contribuir a que un conductor se ponga nervioso. Pero no por ello debe olvidarse de las reglas de la carretera. Primero de todo, por su seguridad pero, también, porque algún comportamiento indebido puede ser causa de multa.

Por ejemplo, señalizar la ubicación de tu coche si has sufrido una avería es algo fundamental para protegerte a ti mismo y para evitar que otros conductores puedan colisionar contigo o sorprenderse con un coche parado donde no debe.

Todas esas actuaciones pueden suponer unas multas significativas, lo que se sumaría a la posible reparación de la parte del coche que se haya estropeado, por lo que es preferible tener un poco de cuidado y respetar las normas.

Si quieres saber a qué multas te expones si no actúas bien en una situación de emergencia o después de sufrir una avería en carretera, dale al play.

Te puede interesar: ¿Romper un cristal en caso de emergencia, sí o no?

Hay situaciones en las que partir una luna de un vehículo puede ser vital para ayudar a una persona o un animal: en caso de accidente grave, caída al agua o incendio del vehículo, conseguir romper un cristal para que los ocupantes puedan escapar puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte.

En caso de que nos encontremos en una situación así, es conveniente saber cómo partir una luna. Debido a su estructura y composición, es prácticamente imposible partir un cristal de un vehículo con nuestro cuerpo, de forma que tendremos que buscar un objeto lo más pesado y duro posible para, de un golpe seco en una parte concreta del cristal, conseguir partirlo.

No obstante, cuidado: partir una luna de un cristal puede ser un delito al estar atentando contra la propiedad privada. Por eso es conveniente avisar a la policía para que ellos, en calidad de agentes de la autoridad, se encarguen de esta gestión siempre que el tiempo lo permita.