Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Medida polémica y...¿poco útil?

La solución al carril bici instalado en la puerta de casa que sorprende a media España

La instalación de un carril bici en una zona residencial provoca que el ayuntamiento tenga que tomar medidas drásticas, pero...¿realmente útiles?

Publicidad

La movilidad ciudadana está cambiando a pasos agigantados, y si hace apenas un puñado de años la mayoría de calles de nuestras ciudades estaban diseñadas y construidas para adecuarse a las necesidades del vehículo privado, en los últimos tiempos hemos visto como casi todas las ciudades de nuestro país han comenzado un proceso de modificación de su fisonomía para adaptarse a la movilidad del hoy y, sobre todo, del mañana.

Así, cada vez se da más importancia a la accesibilidad y la movilidad de vehículos más respetuosos con el medio ambiente y menos invasivos con el espacio común como pueden ser las zonas peatonales o las vías para patinetes eléctricos y bicicletas. Seguro que en tu ciudad has visto como los carriles bicis y las diferentes vías adaptadas a esta nueva realidad se han multiplicado.

Un carril bici mal ejecutado

Sin embargo, y como seguro que también has visto en alguna ocasión en tu ciudad o en tu lugar de residencia, no siempre estas adaptaciones y estas obras se ejecutan de manera correcta, lo que da lugar a todo tipo de imprecisiones y situaciones, cuanto menos, sorprendentes. Es precisamente éste último caso el que os traemos hoy aquí.

Pongámonos en situación: núcleo urbano de Almería, donde una vecina ve cómo, de un día para otro, "le han plantado" un carril bici en la puerta de su casa. Ojo, no hablamos en sentido figurado, sino literal, ya que entre la puerta de su casa y la primera línea que delimita uno de los carriles del nuevo carril bici apenas hay un puñado de centímetros. Esta situación ya ha provocado algún que otro "incidente circulatorio" entre la propietaria de la vivienda y los usuarios de este carril bici, situación que el ayuntamiento ha querido solventar.

La solución, sin embargo, no parece haber sido del agrado de todos ya que desde el consistorio se han limitado a instalar un ¡paso de peatones! en la puerta de casa de la vecina para que ésta, en teoría, pueda cruzar con más seguridad. ¿Solución aceptable, o medida mejorable?

Publicidad