Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿Se acaba el chollo de las etiquetas 'regaladas'?

La propuesta de cambio de etiquetas que puede revolucionar el mercado

La DGT recibe una interesante propuesta para reformar el etiquetado ambiental actual.

Publicidad

Las etiquetas ambientales llevan con nosotros ya unos cuantos años, pero su funcionamiento no ha estado en ningún momento exento de polémica. Se trata de un sistema de discriminación positiva que, por “culpa” del avance de la técnica y la tecnología ha perdido parte de su sentido, lo que ha hecho que muchas organizaciones lancen mensajes de advertencia acerca de su efectividad.

Tanto es así, que en los últimos días varias asociaciones se han unido para lanzar una interesante propuesta a la DGT, propuesta que recoge una profunda renovación de las actuales condiciones que recogen las etiquetas ambientales, modificando sustancialmente su funcionamiento para, en teoría, mejorar las condiciones ambientales de todos los usuarios de la carretera.

Ecodes, Ecologistas en Acción, Greenpeace y Transport & Environment se han unido para la elaboración de este estudio, un estudio en el que se ponen de relevancia las carencias del actual etiquetado. Una de las más importantes es la clasificación como “cero emisiones” a vehículos híbridos enchufables con más de 40 kilómetros de autonomía, o el etiquetado “ECO” a vehículos microhíbridos, incapaces de rodar en modo 100% eléctrico.

Nuevas etiquetas más complejas y completas

Las etiquetas ambientales propuestas por estas 4 organizaciones son mucho más complejas y, a la vez, completas. De esta manera, las etiquetas A y B actuales (la primera hace referencia a los vehículos más antiguos que no tienen derecho a ninguna etiqueta física) se mantendrían sin cambios, comenzando las modificaciones en la etiqueta C.

La etiqueta C se otorga actualmente a cualquier vehículo nuevo, sea cual sea su nivel de emisiones de CO2 y NOx, siempre y cuando no cuente con ningún elemento de hibridación. En la nueva propuesta, la etiqueta C se reservaría a motores gasolina Euro 4 y motores diésel Euro 6a, 6b y 6c siempre y cuando no superen los 137 gr/km de CO2 bajo ciclo WLTP.

Por encima aparecería la etiqueta D, sustituta de la actual etiqueta ECO. Se reservaría a vehículos gasolina Euro 5 y Euro 6, diésel Euro 6d y 6d-temp, vehículos mild-hybrid, híbridos o híbridos enchufables, siempre que su nivel de emisiones de CO2 no supere los 95 gr/km en ciclo WLTP.

Quedaría la etiqueta CERO, que actualmente se otorga a vehículos híbridos enchufables con más de 40 km de autonomía eléctrica, así como a eléctricos y a vehículos con pila de hidrógeno. Según la nueva propuesta, la etiqueta CERO sólo se otorgaría a vehículos 100% eléctricos y a vehículos con pila de hidrógeno, es decir, coches 'sin tubo de escape'.

Publicidad