Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Una advertencia a todos los padres conductores

La Guardia Civil alerta sobre el uso de un dispositivo infantil no homologado que puede lesionar a los más pequeños

Los más pequeños son especialmente vulnerables en caso de accidente, de ahí que los protejamos con elementos de seguridad adicionales en el coche.

Publicidad

Nuestros coches son cada vez más seguros, pero no por ello dejan de suponer un grave peligro en caso de accidente, especialmente para los más pequeños de la casa, cuyo organismo y cuyo cuerpo no están aún bien desarrollados y, por tanto, resultan más sensibles a violentos golpes o deceleraciones muy bruscas.

Por eso, nuestros pequeños utilizan una serie de medidas de protección adicionales que permiten que sus viajes sean más seguros. Es el caso de las sillitas de bebé, aunque existen otros sistemas que, aparentemente, permiten mejorar aún más la protección de los niños y bebés en caso de colisión.

Sin embargo, en ocasiones no todo parece tan fácil y conviene estudiar a fondo lo que se instala en nuestro coche. Tanto es así que la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha lanzado una recomendación en la que se invita a no instalar ningún elemento que no esté homologado, una advertencia que surge a raíz de un desafortunado accidente de tráfico que se cobró la vida de una pequeña de 3 años que viajaba en su sillita infantil.

Acaecido en 2018 en Galicia, este terrible accidente ha terminado por disparar las alarmas ya que, según la investigación posterior llevada a cabo por la Guardia Civil se ha determinado que “una de las causas probables, no la única, del fallecimiento podía haber sido el uso del aparato RiveKids”. RiveKids es un sistema que se ancla al sistema ISOFIX del vehículo, modificando la posición de los anclajes para aumentar el espacio interior y permitir la instalación de tres sillitas infantiles en las plazas traseras.

Según la Guardia Civil, este dispositivo, de origen español, se deformó a consecuencia de las fuerzas del choque, desplazándose “entre 5 y 7 centímetros hacia delante”, lo que provocó que la niña que viajaba en la silla se golpease la cabeza contra una pantalla de DVD instalada en el reposacabezas del asiento delantero.

Pese a que el golpe fue contra el sistema de DVD, desde la Guardia Civil recuerdan que este sistema no está homologado, de manera que no está permitido instalarlo en el vehículo. Por ello, desde ésta institución avanzan que, en caso de detectar algún vehículo en el que se haga uso de este u cualquier otro sistema que no esté homologado se procederá a formular la denuncia correspondiente al estar produciéndose una infracción que, en la actualidad, está penada con 200€ de multa y la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.

Publicidad