Centímetros Cúbicos » Noticias

La DGT replantea su estrategia de velocidad máxima

La DGT cambia la norma del margen 'extra' para adelantar

Las carreteras convencionales son el gran foco de siniestralidad según la DGT, por lo que una de sus grandes reformas afecta directamente a la circulación en estas vías.

Publicidad

En las últimas semanas se venía hablando de la llegada de un importante paquete de modificaciones en el Reglamento General de Circulación, cambios que, tras el Consejo de Ministros del pasado martes de 10 de noviembre, se convertirán en realidad en muy poco tiempo. Así, de la mano del Ministro del Interior Grande-Marlaska, hemos conocido todo tupo de cambios que nos afectarán en nuestro día a día con el coche. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Una de las mayores modificaciones es la llegada de sanciones más importantes para aquellos que utilicen el teléfono móvil al volante o dejen de usar el casco en sus motos, aunque otra de las modificaciones más importantes concierne, en este caso, al límite de velocidad máxima en las vías convencionales, donde según las estadísticas se concentran la mayoría de accidentes de tráfico.

Si bien hasta hace poco tiempo el límite de velocidad máxima se fijaba en 100 km/h, hace algo más de un año éste límite se redujo, de manera genérica, hasta los 90 km/h, manteniendo eso sí un margen de 20 km/h extras para adelantar en caso de que el vehículo que fuese a ser rebasado circulase a una velocidad por debajo del límite máximo de la vía.

Este margen quedará a partir de ahora eliminado, de manera que no se podrá superar el límite de velocidad (90 km/h como mucho) en ninguna circunstancia, ni siquiera para llevar a cabo un adelantamiento. De esta manera, las administraciones quieren terminar con esos conductores que, con la excusa de que están llevando a cabo adelantamientos de manera constante, circulan por encima del límite máximo de la vía de manera sistemática, poniendo el riesgo la seguridad del resto de usuarios de la vía.

Te puede interesar: Tráfico reducirá la velocidad máxima a 20 km/h en vías urbanas de toda España

No es ajeno a la opinión pública el hecho de que muchos accidentes de circulación en terreno urbano se producen a consecuencia de una “interacción fortuita” entre un coche o furgoneta y un peatón o ciclista. La diferencia de velocidad entre ambos es evidente, de ahí que la mayoría de colisiones puedan provocar graves lesiones.

Es por ello que la DGT, tras adelantarse otros países europeos e incluso muchas ciudades de nuestro propio país, vaya a anunciar en las próximas horas la modificación del Reglamento General de Circulación para reducir la velocidad máxima en las calles de las ciudades españolas a 30 km/h de manera genérica siempre que la calle sea de un sólo sentido y de un sólo carril, reservando el límite de 50 km/h para avenidas de más de un carril en cada sentido.

La gran novedad, pues este último punto ya se conocía, es la llegada de un nuevo límite de velocidad, aún más bajo, para determinado tipo de vías urbanas.

Publicidad