Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El elemento que más vidas ha salvado en carretera

La DGT recuerda: las 4 reglas de oro sin las que no debes usar el cinturón de seguridad

Nadie se atreve a cuestionar la efectividad del cinturón de seguridad, pero su buen uso es fundamental para mantener su capacidad de salvar vidas

Publicidad

Desde que hace más de 60 años se patentase el cinturón de seguridad de tres puntos, su diseño se ha mantenido prácticamente intacto pese al paso del tiempo, aunque es cierto que la llegada de diversos avances ha permitido mejorar su efectividad y convertir al cinturón de seguridad en el elemento que más vidas ha salvado a bordo de un automóvil. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Sin embargo, como todo, necesita que su utilización sea correcta ya que de lo contrario lo más normal es que no consiga funcionar correctamente llegando incluso a provocar lesiones graves a la persona que lo utiliza de manera incorrecta. La DGT es consciente de ello, y nos recuerda a través de Twitter las 4 reglas de oro que hay que cumplir para utilizar el cinturón de seguridad:

No colocarlo por encima del abdomen

Este hecho es fundamental, ya que en caso de accidente el cinturón es el encargado de retener el desplazamiento del cuerpo, un desplazamiento que puede multiplicar la fuerte que el organismo tiene que sufrir contra el cinturón. Colocarlo por encima del abdomen puede provocarnos importantísimas lesiones internas.

No utilizarlo si está retorcido

La banda del cinturón de seguridad tiene un ancho determinado para conseguir contener toda la energía del impacto sin que suponga un riesgo para la integridad de nuestro cuerpo. Si se encuentra retorcido, la superficie de absorción es menor y provocará lesiones en la deceleración.

Nada de holguras

El cinturón de seguridad es útil cuando se encuentra pegado al cuerpo: las holguras son un enemigo que puede resultar mortal, de ahí que muchos coches modernos utilicen 'pretensores' que, milisegundos después de la colisión, tiran del cinturón de seguridad para pegarlo al cuerpo.

Nunca después de una colisión

Tras una colisión es importantísimo revisar la integridad de la cinta que compone el cinturón de seguridad. Puede que nosotros no lo veamos, pero pueden producirse daños en la cinta y en las costuras, por lo que no se debe utilizar si no se ha revisado previamente.

Publicidad