Centímetros Cúbicos » Noticias

Es importante anticipar y calcular la maniobra antes de iniciarla

La DGT nos recuerda cómo adelantar con seguridad en una vía de doble sentido

La Dirección General de Tráfico aprovecha para recordarnos esta acción que supone una gran cantidad de accidentes por impacto frontal que se producen en la carretera.

Publicidad

Llegamos a unas fechas con muchos desplazamientos en carretera, muchos de ellos por vías de doble sentido en las que en muchas ocasiones nos encontramos con vehículos circulando más despacio y con la posibilidad de ser sobrepasados por nosotros. Esta maniobra es sin duda una de las más delicadas a realizar en nuestra circulación habitual, ya que en este caso se nos pide actuar anticipándonos mucho a la maniobra y evaluando las distancias y el tiempo necesario para completar un adelantamiento.

Los cálculos deben realizarse previamente al inicio de la maniobra, obligándonos a tener en cuenta nuestra velocidad, si la zona está habilitada para el adelantamiento, la longitud del vehículo que nos precede, el estado de la carretera y el tipo de vía o la presencia de otros usuarios, algo que no solo implica a los vehículos que ruedan en nuestro carril o en el contrario, sino también de viandantes o ciclistas. Cuando esté todo claro es en ese momento, y solo si se está 100% seguros de ello, de afrontar el adelantamiento.

Una vez que tengamos todos estos elementos en cuenta es el momento de indicar con el intermitente que vamos a adelantar, de nuevo miramos que los vehículos que llevemos detrás no quieran adelantar e iniciamos el proceso. Es muy importante que guardemos en todo momento la distancia de seguridad, lo que nos permitirá aumentar la velocidad acelerando a fondo (incluso reduciendo una marcha), estando todavía en nuestro carril y pasar los menos segundos posibles en el contrario, 'en el proceso de invasión'.

Debemos recordar que tanto turismos como motocicletas tienen la posibilidad de superar en 20km/h el límite legal de la vía para poder completar el adelantamiento con un margen mayor. En días invernales debemos tener en cuenta la posibilidad de que se creen cortinas de agua por la proyección de las ruedas de camiones o vehículos pesados, así como que en días de viento pueda producirse el denominado efecto pantalla, siendo absorbido por el flujo turbulento del camión, caravana o autobús cuando iniciamos el adelantamiento y empujados hacia la izquierda cuando finalmente lo hemos superado por completo.

¿Cuándo has completado el adelantamiento? Debes asegurarte comprobando el retrovisor derecho. En el momento que puedas ver el frontal del otro vehículo, ese es el momento de anunciar nuestro regreso al carril derecho a través del intermitente y de regresar con seguridad a nuestro lugar normal de marcha.

 

Publicidad