Centímetros Cúbicos » Noticias

No todo vale cuando se trata de usar el GPS al volante

La DGT avisa: las obligaciones que tienes al utilizar el GPS de tu teléfono en el coche

El uso del teléfono móvil en el coche cuando estamos al volante está restringido al máximo, por lo que utilizarlo como GPS requiere cumplir con varias obligaciones.

Publicidad

Los viajes estivales pueden ser más largos de lo normal: en multitud de ocasiones nos desplazamos a destinos vacacionales que generalmente no conocemos, por lo que echamos mano de diversas herramientas de localización entre las que se encuentran los dispositivos GPS que, en la actualidad, casi todo el mundo lleva integrados en sus smartphones.

Es evidente que el uso del teléfono móvil al volante está más que restringido, pero en ocasiones algunos conductores piensan que, al utilizar el móvil como GPS, cuentan con mayor libertad para poder usarlo sin problemas cuando están conduciendo. La realidad es otra bien distinta, tal y como nos recuerda la DGT. ¿Cuáles son nuestras obligaciones si decidimos utilizar el GPS de nuestro móvil para el viaje? VER VÍDEO.

Te puede interesar: ¿Por qué los GPS portátiles ganan peso frente a las apps del móvil?

Algunos factores determinan porque es mejor un GPS clásico que una aplicación móvil que cumpla la función del GPS. Es el caso de Google Maps o Mapas.

El primer motivo es la atención que se le ha de prestar a uno y a otro. Un dispositivo móvil es mucho más pequeño de lo que puede ser un GPS por lo que que el nivel de concentración ha de ser mucho mayor, mientras que el GPS ve con un simple golpe de vista. Además, mientras que con un dispositivo GPS lo único en lo que podrás focalizarte es en la dirección que has de tomar, con un dispositivo móvil te puedes distraer ya sea porque te salten las notificaciones de cualquier otra aplicación o por el tema de abrir y cerrar otras aplicaciones.

Otros dos factores que probablemente sean los más importantes son la batería y la cobertura. Que el dispositivo móvil se nos quede sin batería en un momento dado y que no podamos seguir con nuestro camino es algo que nadie desea. Por otro lado, los GPS clásicos no dependen de las líneas telfónicas como lo hacen los móviles, sino que se comunican con los satélites con ondas de radiofrecuencia de 1 GHz, por lo que no podrás quedarte sin cobertura.

Otros factores como la gratuidad de las actualizaciones, la fiabilidad o la seguridad son factores clave para decidir entre uno u otro dispositivo.

Publicidad