Jaguar revoluciona el mundo de los eléctricos presentando su primer vehículo eléctrico a baterías, en formato conceptual, pero apuntando a un lanzamiento para el año 2018 de cara a competir con los Tesla Model X y Mercedes Generation EQ. Aunque sabíamos que Jaguar trabajaba en proyectos de desarrollo sobre electromovilidad, la presentación del Jaguar I-Pace ha sido toda una sopresa. El Jaguar I-Pace se presenta como un prototipo que estrena nuevo diseño y nuevas soluciones tecnológicas más allá de lo conocido en la marca hasta la fecha. Podríamos decir que el Jaguar I-Pace podría ser una versión derivada del Jaguar F-Pace, aunque por el momento Jaguar no ha comunicado los datos finales sobre el modelo de producción. Su diseño sí que nos ofrece una estética más deportiva que recuerda a los rasgos de los tan de moda SUV coupé.

Jaguar I-PACE Venue_004 | Centímetros Cúbicos

Bajo la carrocería del Jaguar I-Pace nos encontramos un sistema de propulsión eléctrica con 400 CV de potencia máxima y un par máximo de 700 Nm. Gracias a estas cifras el Jaguar I-Pace podrá acelerar de 0 a 100 Km/h en menos de 4 segundos. Para las baterías se ha recurrido a un pack de 90 kWh, capacidad suficiente para superar los 500 kilómetros de autonomía según ciclo de homologación NEDC. Según Jaguar, empleando el sistema de recarga rápida CCS será posible cargar el 100% de la batería en poco más de 2 horas. Este prototipo será presentado de forma oficial al público en el próximo Salón del Automóvil de Los Ángeles, aunque su versión de producción no llegará al mercado hasta 2018.