Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

EL MÁS IMPORTANTE: EL ABS

La ITV se endurece a partir del 1 de junio: así te afectarán los nuevos cambios

Nuevos cambios en el Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones de ITV

Publicidad

El último capítulo de cambios en el mundo del motor está protagonizado por la Inspección Técnica del Vehículo (ITV). A partir del 1 de junio de 2021 entrarán en vigor los nuevos cambios que se han aplicado en su reglamentación: así afectarán a los conductores.

La última revisión que se ha llevado a cabo en el Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones de ITV será una realidad el 1 de junio. Con ella se mantienen las nuevas pautas de inspección que se han adaptado en el último año y medio para limitar los contagios por coronavirus. No obstante, la cita previa ya no será obligatoria aunque recomiendan mantener esta forma de procedes o, al menos, establecer una serie de turnos ordenados con cierta previsión.

Mecánico de ITV
Mecánico de ITV | Pixabay

Permiso de circulación

Otro de los cambios atañe a los técnicos: a partir de ahora, si el conductor no dispone del permiso de circulación en el momento de pasar la revisión, podrán comprobar los datos a través del registro general de vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT). No es la única novedad en materia administrativa: tras el Brexit, habrá un proceso de matriculación para los vehículos procedentes del Reino Unido.

Los procesos de inspección, por su parte, estarán especificados y precisados de una manera más clara. Así las cosas, los operadores de la ITV tendrán que comprobar las emisiones en vehículos eléctricos de autonomía extendida (REEV) e identificar aquellas motos que tengan sistema avanzado de control de emisiones.

Sin ITV
Sin ITV | La Sexta

El ABS

El principal cambio atañe al ABS, un sistema que impide el bloqueo de las ruedas en caso de tener que llevar a cabo un frenazo brusco. A partir del 1 de junio, para los coches donde no es obligatorio llevarlo y ha sido instalado, cambia la gravedad del defecto en su funcionamiento: hasta ahora era leve, pero si se enciende el testigo de funcionamiento será considerado como grave y el resultado de la inspección será desfavorable.

Las multas

Lo que no cambian son las multas relacionadas con la ITV: seguirán oscilando entre los 200 y los 500 euros. Tener la revisión caducada implicará una sanción económica de 200 euros y la obligación para el conductor de realizarla inmediatamente. Hay que recordar que este castigo puede llegar mientras estamos circulando o con el coche aparcado.

Si ignoramos los fallos graves, que implican que sólo podemos movernos entre la estación de la ITV y el taller durante un plazo máximo de dos meses, la multa será de la misma cuantía. Y si a pesar de obtener un resultado negativo seguimos circulando, la sanción será de 500 euros: en estos casos el vehículo sólo puede ser trasladado en grúa.

Publicidad