Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿Puedo meterme en líos en este caso?

La ITV de mi coche acaba de caducar, pero ya tengo cita...¿puedo ir a la ITV circulando?

Las ITV garantizan un mínimo de seguridad técnica de nuestros coches, por eso es necesario acudir a sus exámenes de manera regular.

Publicidad

Las ITV juegan un papel fundamental a la hora de garantizar unos mínimos de seguridad técnica y de cumplimiento de las normas por parte de los usuarios de las carreteras. Es por ello que la superación de inspecciones periódicas es un hecho obligatorio para todos los vehículos matriculados y dados de alta en nuestro país, algo que, desgraciadamente, no cumplen todos los usuarios.

Si bien la tendencia no es nueva, sí es cierto que con la pandemia estas actitudes se han multiplicado, de manera que según las estadísticas existen varios millones de vehículos en nuestro país que no cuentan con la ITV pasada, un problema que empeora los índices de siniestralidad y que aumenta los riesgos de sufrir accidentes o de, al menos, empeorar sus consecuencias.

De cualquier manera, son muchos los conductores que tienen dudas acerca de los procedimientos cuando se acerca la fecha de la ITV, o cuando, por despiste, la vigencia de su ITV ha pasado y se encuentran con la necesidad de usar su coche aun contando este con una ITV caducada. Muchos conductores se lo preguntan: ¿es posible acudir a la ITV circulando con mi coche si tengo cita previa pese a que la inspección esté ya caducada?

¿Puedo circular hasta la ITV si la tengo caducada?

No, la respuesta es clara: no se puede, se trata de un hecho prohibido, de una infracción que puede traerte muchos problemas. Muchos conductores siguen tomando por válida la falsa creencia de que es posible circular con el coche hasta la ITV si ésta ha caducado en caso de que contemos con una cita previa con la que "justificar" el desplazamiento, pero la realidad es que esto no es así.

Y es que en el momento en el que la ITV del coche deja de estar vigente, el coche deja de ser apto para la circulación en vía pública de forma que, según la ley, éste sólo podría acudir a la ITV montado en grúa para poder superar la inspección. De lo contrario, nos arriesgamos a recibir una sanción económica de, como mínimo, 200€, pudiendo incluso a llegar a la inmovilización del vehículo si los agentes consideran que no cumple con un mínimo de seguridad para circular. De nada sirve, por tanto, contar con una cita previa o con un justificante.

Publicidad