Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

NUEVA NORMATIVA DE LA UE

ISA, el asistente que, desde 2022, te obligará a respetar los límites de velocidad

Este Asistente de Velocidad Inteligente podrá modular la velocidad del coche actuando sobre el motor o sobre el acelerador.

Publicidad

El programa Visión Cero tiene como objetivo reducir a cero las muertes por accidentes dentro de la Unión Europea en 2050. Dentro de este marco, Bruselas ha dado un paso más para controlar el correcto cumplimiento de los límites establecidos con un nuevo sistema obligatorio que tendrán que incorporar todos los coches. Un dispositivo con el que se podrían “evitar hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa en los próximos 18 años”. Hablamos de ISA, el asistente que te obligará a respetar la velocidad máxima.

Dentro de los ocho asistentes que los modelos nuevos deberán incorporar para preservar y aumentar la seguridad de sus ocupantes y del resto de usuarios, nos encontramos con uno diseñado específicamente para controlar la velocidad. Un factor que se ha convertido en una de las principales causas de accidentes y sus consecuencias. Su nombre es Asistente de Velocidad Inteligente, aunque por sus siglas se conoce como ISA.

Dos fechas: 2022 y 2024

Tal y como establece la nueva normativa de la UE, todos los coches nuevos homologados en Europa a partir de 2022 deberán contar con él. Una obligación que se hará extensible a todos los vehículos nuevos vendidos en el Viejo Continente a partir de 2024. A partir de entonces, ISA, el asistente inteligente de velocidad avisará al conductor en el momento en el que rebase los límites legales de velocidad.

Exceso de velocidad | DGT

Cómo funciona ISA

ISA está integrado por una cámara ubicada en el habitáculo del coche: la norma establece que deberá ir detrás del retrovisor interior. Al estar en sintonía con el GPS podrá leer las señales de tráfico presentes en las carreteras para comprobar si el conductor circula dentro de los márgenes estipulados. Si no es así, emitirá un mensaje informativo en forma de alerta óptica, háptica o sonora.

No obstante, el papel de ISA no se limita a lanzar este tipo de señales. Este asistente inteligente podría adaptar la velocidad del coche a la máxima permitida en cada tramo de la carretera. ¿Cómo? Impidiendo que el conductor supere los límites actuando sobre el funcionamiento del motor o del acelerador a través del software instalado. Y para evitar situaciones de peligro, la normativa ha contemplado una posibilidad de desconexión de este sistema a través de un botón o pisando el acelerador con más fuerza para forzar el rebasamiento de los kilómetros/hora establecidos.

Te puede interesar: 4 sistemas de seguridad autónomos que llevará tu coche a partir de 2022

Publicidad