Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El frío puede jugarle una mala pasada a tu coche si no lo revisas correctamente

El invierno ya está aquí: 4 puntos en los que el frío afecta a tu coche

¿Quieres evitar averías en tu coche por culpa del frío? Revisando estos cuatro puntos clave te evitarás muchos problemas...

Publicidad

El invierno acaba de estrenarse y con él ha llegado el frío más intenso. Nuestros coches están diseñados para resistir sin problemas el frío, pero el paso del tiempo y el uso pueden repercutir en problemas derivados del clima más frío. Por eso, revisar algunos elementos de nuestro coche siempre es una buena idea, máxime si tenemos en mente utilizar con frecuencia nuestro vehículo en condiciones de frío extremo. Aquí tienes 4 puntos clave a revisar para que el frío no se convierta en tu mayor enemigo:

1. Batería y sistema de carga

La batería de 12V es la encargada de dar vida a nuestro vehículo cuando giramos la llave. Si nuestro coche no arranca con inmediatez, notas que el arranque es débil o el coche arroja fallos aleatorios y sin sentido cuando estás arrancando, tu batería está en las últimas, una situación que con el frío se agrava aún más. Cambia tu batería por una nueva y, además, revisa el estado de carga de tu alternador: debe cargar, con el motor en marcha, entre 13 y 14 voltios.

2. Luces

Las luces son uno de los elementos de seguridad más importantes. Y es que no sirven sólo para que podamos ver en condiciones de baja luminosidad, sino también para que el resto nos pueda ver con claridad. Por eso, es conveniente revisar el buen funcionamiento de todas los sistemas de iluminación de nuestro coche y sustituir las bombillas necesarias. Si nuestros faros se han vuelto opacos con el paso del tiempo, pulirlos y barnizarlos es una buena idea para recuperar sus cualidades.

3. Refrigerante

El refrigerante de nuestro motor también cumple una función muy importante en invierno. Seguro que alguna vez has oído a alguien referirse al líquido refrigerante como "anticongelante". Sí, el líquido refrigerante de nuestro motor no debería congelarse nunca, algo que puede suceder si es muy viejo o si en lugar de refrigerante ha sido sustituido por agua. Si hace mucho frío, el agua contenida en los conductos de refrigeración puede llegar a congelarse, produciendo una avería muy grave al reventar manguitos y tapones. Cambiarlo no es caro y te aseguras la buena salud de tu bloque motor.

4. Neumáticos

Los neumáticos son básicos para mantener la seguridad en tus viajes. Si vas a viajar mucho con temperaturas muy bajas es conveniente que montes neumáticos de invierno, y si vas a hacerlo en zonas donde hay mucha nieve o lluvia, un neumático de nieve puede sacarte de más de un aprieto. De cualquier forma, lo mínimo que deberías es llevar siempre en el coche un juego de cadenas...y saber utilizarlas.

Publicidad