Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Y no merece la pena

La innecesaria acción al volante que te puede costar hasta 15.000 euros de multa

Siguen existiendo conductores despreocupados que insisten en lanzar objetos y residuos por la ventanilla de su coche. La DGT no titubea a la hora de impartir una dura sanción que en los peores casos puede suponer un desembolso económico de 15.000 euros.

Publicidad

Tener una actitud cívica y responsable en carretera no solo está sesgado por el tipo de conducción que llevemos a cabo, sino también por cómo nos comportamos respecto a otros conductores y también con cómo cuidamos el entorno por el que circulamos. Y es que ya sabemos el riesgo que conlleva arrojar, por ejemplo, colillas por la ventanilla, llegando al punto de provocar incendios devastadores. Aún así, esto puede ir más lejos si tenemos la desfachatez para lanzar basura y otros componentes peligrosos y contaminantes desde nuestro coche, lo que podría suponer multas de hasta 15.000 euros.

No debería ser necesario recordar este tipo de circunstancias, pero lo cierto es que siguen existiendo conductores irresponsables y despreocupados que insisten en lanzar objetos y residuos por la ventanilla de su coche bajo la -absurda- premisa de que es más cómodo y rápido. Pues bien, al hacer eso no solo se perjudica al medioambiente, sino que también puede poner en riesgo la vida de otros conductores.

Ante tal temeridad, la DGT no titubea a la hora de impartir una dura sanción que en los peores casos puede suponer un desembolso económico de 15.000 euros. Tal es así, que podemos apreciar la gravedad de la infracción en el Artículo 12 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial en sus puntos 2 y 4:

2. Se prohíbe arrojar, depositar o abandonar sobre la vía objetos o materias que puedan entorpecer la libre circulación, parada o estacionamiento, hacerlos peligrosos o deteriorar aquella o sus instalaciones, o producir en la misma o en sus inmediaciones efectos que modifiquen las condiciones apropiadas para circular, parar o estacionar.

4. Se prohíbe arrojar a la vía o en sus inmediaciones cualquier objeto que pueda dar lugar a la producción de incendios o, en general, poner en peligro la seguridad vial.

En caso de que un agente de la ley contemple cómo llevamos a cabo la acción de arrojar una colilla u objetos se nos interferirá con una multa de 200 euros y la retirada de cuatro puntos del carnet de conducir. Aunque bien es cierto que el importe a pagar se podrá reducir por pronto pago, será imposible evitar la pérdida de puntos, aunque todo puede aumentar en caso de que la infracción sea todavía más grave.

Si llevamos a cabo esta acción sobre una carretera de titularidad estatal o en sus márgenes, se considera infracción grave y leve respectivamente. En función de lo que consideren los agentes, se podrán aplicar multas entre 300 y 3.000 euros en caso de las infracciones leves y entre 3.000 y 15.000 euros en caso de infracciones graves.

Sin embargo, todo puede torcerse mucho más si se demuestra que nuestra colilla ha provocado un incendio, acto que tendrá penas de cárcel de entre 3 y 6 años.

Publicidad