Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

MEJORARÁ EL RESCATE

La importancia de saber actuar ante los vehículos de emergencia: qué debemos hacer y cómo

Así permitiremos que su paso por la carretera sea más rápido y efectivo.

Publicidad

En la carretera no estamos solos, motivo por el que debemos prestar suma atención a todo lo que ocurre, así como procurar tener una actitud prudente. Esto también se aplica sobre los vehículos de emergencia, un tipo de coche destinado a hacer llegar a médicos, bomberos o policías allí donde se les requiere lo más rápido posible. Es por ello que la DGT recuerda cómo debemos actuar y qué debemos hacer para facilitar el paso de los vehículos de emergencia.

Y es que con una correcta y adecuada disposición de los coches presentes en la calzada, se puede conseguir agilizar notoriamente el paso de los vehículos de emergencia. Así, existen una serie de normas que, de cumplirlas todos los conductores cuando nos encontremos en el escenario apropiado, podemos ayudar mucho y ahorrar tiempo, que resulta crucial en este tipo de situaciones.

Al fin y al cabo, ya sea un incendio, un accidente o una persecución, el tiempo es oro en cualquiera de estas circunstancias y muchas otras en las que se demanden los servicios de emergencia. Por lo tanto, cumplir con los consejos de la Dirección General de Tráfico puede implicar una importante diferencia.

En primer lugar, y si circulamos por una vía con un carril por sentido, debemos echarnos hacia la derecha si se aproxima un vehículo de emergencia; si se trata con una vía con dos carriles por sentido, el que circule por la izquierda deberá ceñirse a su izquierda y el que circule por la derecha a su derecha; por último, si nos encontramos en una vía con tres carriles por sentido, el que circule por la izquierda deberá pegarse a la mediana, mientras que el que se encuentre en el carril central y en el derecho deberá hacerlo a su derecha.

Y es que, en la medida de lo posible, debemos dejar el carril izquierdo libre para que circule el vehículo de emergencia. Debemos reducir la velocidad para no realizar maniobras bruscas mientras este se aproxima, así como evitar llevar a cabo frenazos bruscos que pueden derivar en accidentes o circunstancias peligrosas.

También debemos evitar los giros bruscos, puesto que otro conductor puede no preverlos y causar así un accidente. Si es necesario o no nos queda más remedio, deberemos echarnos a un lado observando el resto del tráfico y señalizando, así como estar pendientes de por dónde viene el vehículo de emergencia.

Te puede interesar: Las 3 cosas que la DGT no quiere que hagas en caso de emergencia

Publicidad