Desde Hyundai habían prometido que el i30 N seguiría evolucionando para ofrecer aún más carácter y deportividad, una promesa que se ha convertido en realidad en el salón del automóvil de Frankfurt con un Hyundai i30 N Project C que promete dar mucho de qué hablar. La firma coreana ha revisado el i30 N Performance de 275 CV para introducir una cura de adelgazamiento junto a una revisión de la puesta a punto y con ello plantar cara a coches como el SEAT León Cupra R y el Renault Mégane R.S. Trophy. Eso sí, solo se fabricarán 600 unidades.

Hyundai i30 N Project C | Hyundai

Partiendo de un i30 N Performance con motor 2.0 Turbo de 275 CV, el trabajo de los ingenieros de la división N se ha centrado en reducir el peso del conjunto en un total de 50 Kg, una cura de adelgazamiento que deja el peso final del conjunto en 1.395 Kg. El paquete de mejoras se compone de unas llantas OZ ultraligeras, un capó delantero en CFRP y unos asientos tipo baquet firmados por Sabelt y también fabricados en CFRP. En el apartado estético se añaden nuevas molduras en CFRP para la carrocería en estriberas, splitter frontal y difusor, encontrando un interior revisado para vestirse en piel y alcántara con nuevos toques en color naranja que dejen claro que estamos ante un i30 N aún más especial.

Hyundai i30 N Project C | Hyundai

Para rematar el conjunto y aunque a nivel de grupo motopropulsor no encontramos cambios, Hyundai sí que ha introducido una nueva puesta a punto que afecta a la suspensión con una tarado más firme, también se añaden las barras de torretas presentes en el pack performance opcional y se emplean unos modos de conducción más deportivos revisados para la ocasión. Todo ello redunda en un comportamiento más deportivo para el i30 N, un coche que manteniendo intactas sus prestaciones sí que promete una mejor dinámica, especialmente cuando se trata de ir al límite en escenario como circuitos de velocidad.

Hyundai i30 N Project C | Hyundai