Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Nueva terminación de corte deportivo

Hyundai i20 N Line: extra de picante y más equipamiento

El Hyundai i20 estrena el acabado N Line para adoptar una apariencia más deportiva y distinguirse del resto de versiones. Está disponible con motores de 84 CV, 100 CV y 120 CV.

La línea N ha llegado ya a la nueva generación del i20

Hyundai La línea N ha llegado ya a la nueva generación del i20

Publicidad

Hyundai lleva varias temporadas compitiendo en el WRC con pilotos de la talla de Dani Sordo y un rapidísimo i20 que siempre nos ha hecho soñar con una versión de producción que luzca el apellido N, como su hermano mayor, el i30 N. Pues bien, ese modelo de altas prestaciones llegará tarde o temprano, pero hasta entonces, podemos conformarnos con el nuevo Hyundai i20 N Line.

De la misma manera que el resto de Hyundai disponibles con esta terminación, el utilitario coreano adopta un diseño más deportivo y cuenta con equipamiento específico. Ya de por sí, la nueva generación del i20 que se estrenó hace unos meses tiene cierto aspecto deportivo, en parte gracias a los afilados faros delanteros y a los pilotos traseros unidos por una franja roja que recorre el portón, pero el i20 N Line es todavía más atrevido.

Por fuera, incorpora una parrilla específica con el anagrama N Line y rejilla en forma de panal de abeja. También son exclusivos los paragolpes, el delantero con luces antiniebla integradas y un pequeño labio inferior para mejorar la aerodinámica. Como el resto de i20, los faros están perfilados por una luz diurna en su parte superior.

El N Line cuenta con una parrilla específica con el anagrama de N Line
El N Line cuenta con una parrilla específica con el anagrama de N Line | Hyundai

Unas taloneras en los laterales combinan a la perfección con las llantas de aleación bitono de 17 pulgadas y en la parte trasera, el paragolpes más ancho incluye un difusor en el que destaca la luz antiniebla situada justo en el centro, como en un Fórmula 1. La salida de escape, que es doble y cromada, está ubicada en la parte inferior derecha y al contrario de lo que se estila últimamente, no es falsa y está afinada para sonar mejor. El exterior puede pintarse en cuatro colores, incluida una combinación bitono con carrocería blanca y techo negro.

Por dentro, es inevitable fijarse en el volante deportivo de cuero, más grueso, con pespuntes en rojo y espacio para descansar los pulgares. Pero lo más interesante son los asientos, que tienen mayor sujeción lateral para envolver mejor el cuerpo y están terminados con el mismo hilo rojo que el volante, la palanca de cambios y el freno de mano. Por último, hay que hablar de unos pedales y reposapiés de acero inoxidable que contribuyen a crear esa atmosfera deportiva que tanto se echaba de menos en el i20.

El interior del i20 N Line da un aspecto más deportivo al coche
El interior del i20 N Line da un aspecto más deportivo al coche | Hyundai

Al tratarse de uno de los acabados más altos de la gama, el equipamiento de serie es muy completo, por lo que no faltan elementos como la luz ambiental en el interior, el climatizador automático o una enorme pantalla táctil central de 10,2 pulgadas desde la que se maneja el sistema multimedia y otras funciones del vehículo.

En el plano mecánico, está disponible con los mismos motores que el resto de terminaciones, es decir, un 1.2 MPI atmosférico de 84 caballos y un bloque turbo 1.0 T-GDi con dos niveles de potencia: 100 CV y 120 CV. Todos los motores son de gasolina y el más potente va ligado a un sistema micro híbrido de 48 voltios, por lo que tiene la etiqueta ECO de la DGT. La hibridación ligera también está disponible para la variante de 100 CV y todas las versiones con tecnología de 48 voltios la caja de cambios es automática, mientras que en el resto es manual. El Hyundai i20 N Line estará disponible a partir de la próxima primavera.

Publicidad