Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

APODERAMIENTO DGT

Haz trámites en nombre de otra persona con esta herramienta de la DGT

La DGT permite realizar una gran variedad de trámites en nombre de algún familiar o amigo que no pueda realizarlos. Te enseñamos cómo debes hacerlo.

Publicidad

La DGT permite realizar una gran variedad de trámites en nombre de algún familiar o amigo que no pueda realizarlos y siempre con su consentimiento. Algunos de estos trámites son, por ejemplo, notificar la venta de un vehículo o consultar comunicaciones como las multas.

La representación puede ser puntual o general, en caso de realizar varios trámites, y podrá actuar tanto en la jefatura de tráfico como por medio de la sede electrónica.

Lo más sencillo es formalizar esta representación legal por medio de Internet y la aplicación de apoderamiento. Para ello sólo debes identificarte con el DNI electrónico o usando el sistema Clave en la sede electrónica de la DGT. Una vez dentro de la herramienta de representaciones, podremos crear una representación o consultar y gestionar alguna ya creada.

Para formalizarla sólo tendremos que indicar el DNI, apellidos y nombre de la persona que nos representará. Acto seguido podremos seleccionar el permiso o la gestión que queremos que realice en nuestro nombre e indicar unas fechas en las que tendrá el permiso de realizarlo. La vigencia de las representaciones la define el representado cuando crea el permiso, pero el plazo máximo es de 180 días. Pulsando aceptar ya aparecerá entre nuestras representaciones que podremos gestionar.

Acto seguido se nos descargara un documento en PDF en donde se indica el permiso otorgado a un amigo o familiar. Es recomendable acudir con fotocopias del DNI del representado si buscamos realizar un trámite de forma presencial. Como representado podrás anular las representaciones o renovarlas por nuevos períodos en cualquier momento.

Vale la pena mencionar que el servicio que ofrece el Registro de apoderamientos de la DGT es gratuito. Sin embargo, la realización del trámite para el que se ha dado la representación exigirá, en su caso, la paga de la tasa aplicable al trámite concreto.

Publicidad